13 de junio, 2018 Novedades Industria Agua comentarios Bookmark and Share
< Volver

El grupo de trabajo Lequia de la Universitat de Girona está colaborando con la multinacional química Cabot Corporation, con sede en Boston (Estados Unidos) y con la prestigiosa Universidad de Nueva Gales del Sur (UNSW, en Austràlia) gracias a dos ayudas postdoctrales del programa TECNIOspring+ de la Agència per a la Competitivitat de l´Empresa (ACCIÓ). Ambas investigaciones están relacionadas con el agua, la primera sobre eliminación de siloxanos en depuradoras y la segunda sobre reutilización de membranas recicladas.

En concreto, estos proyectos corresponden a SilCap, con la participación de la doctora Alba Cabrera Codony, y Mem 2.0, con la doctora Raquel García Pacheco. Ambos proyectos parten de unas líneas de investigación consolidadas del Lequia en el ´mabito del agua: la eliminación de siloxanos por procesos de absorción/oxidación en biogás de depuradoras; y el tratamiento de aguas residuales por biorreactores de emembranas con sistemas de ayuda a la decisión en dominios ambientales. Si bien tecnologia Mem 2.0 (membranes recicladas) se destina al tratamiento de agua, SilCap (nuevos materiales adsorbentes para capturar metilsiloxanos) se adentra también en la purificación del aire en ambientes interiores.

 

Projecte SilCap

Este proyecto de investigación de Alba Cabrera Codony tiene como objetivo desarrollar nuevos materiales adsorbentes para la captura selecita de metilsiloxanos volátiles. Estos compuestos se encuentran en concentraciones notables en el aire de los ambientes, ya que són ingredientes volátiles de cosméticos y productos de higiene personal. La oxidación de los metilsiloxanos forma cristales de óxido de silicio que se acumulan y que desactivan los fotocatalizadores, hecho que se ha identificado con una de las limitaciones principales para el desarrollo de sistemas de eliminación de compuestos tóxicos volátiles mediante la oxidación fotocatalítica. Por tanto, la purificación del are de los ambientes interiores abre nuevas posibilidades de aplicación para los procesos de adsorción/oxidación que Lequi lleva estudiando desde hace tiempo. A lo largo de 2018 la investigadora desarrollará nuevo smateriales adsorbentes en la sede de la empresa norteamericana Cabot Corporation de Boston. De vuelta a Girona y dutante el seiguiente año, evaluará las prpiedades de los adsorbentes en lo slaboratorios del Lequia. El proyecto cuenta con la supervisión científica de la doctora Maria Martín de la UdG y del doctor Susnata Samanta de Cabot.

 

Projecte Mem 2.0

Por su parte, Mem2.0 pretende hace rmás sostenible la tecnología de filtración por membranas. Este proyecto demostrará la viabilidad de utilizar membranas de segunda mano para el tratamiento de agua potable y residual, concretamente membranas recicladas de ósmosis inversa que han llegado a su final de ciclo de vida y membranas de nanofiltración y ultrafiltración. Además, la investigación integrará sus resultados en dos sistemas de ayuda a la toma de decisiones existentes. Por un lado,la herramienta MemEoL está destinadaa los usuarios de membranas (desaladoras y otras instalaciones de tratamiento del agua) para la identificación de rutas alternativas de gestión de las membranas rechazadas. Por el otro, la actualización de la herramienta NOVEDAR_EDSS en la finalización del proyecto ofrecerá a los usuarios de las depuradoras la posibilidad de integrar el uso de membranas de segunda mano en sus procesos. La investigadora Raquel García Pacheco estudiará el uso de membranas de segunda mano par ala obtención de agua potable durante el primer año en la Universidad Nueva Gales del Sur de Sydney bajo la supervición del doctor Pierre Le Clech. El segundo y último año del proyecto será en la Universitat de Girona y se centrará en procesos de depuración de aguas residuales (urabans e industriales) por medio de membranas recicladas. El supervisor científico en Girona es el doctor Joaquim Comas. Se sumarán esfuerzon en validar los resultados experimentales a escala laboratoria y la posible ocmercialización de las tecnología, de ahí que se hayan implicado empresas del sector del agua como Telwesa y Valoriza Agua, la EDAR de Quart (Girona), la ONG australiana SkyJuice y el instituto IMDEA Agua, donde Raquel García ya realizó su tesis doctoral y participó en el proyecto Life-Transformem sobre reciclaje de membranas de ósmosis inversa.

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus