16 de febrero, 2021 Novedades Industria Agua comentarios Bookmark and Share
< Volver

El grupo de investigación Calagua, formado por personal del Instituto de Ingeniería del Agua y Medio Ambiente de la Universidad Politécnica de Valencia (IIAMA-UPV) y del Departamento de Ingeniería Química de la Universidad de Valencia (IQ-UV), han desarrollado una técnica basada en respirometrías que mejora el conocimiento del efecto del sulfuro sobre el proceso de nitrificación de una estación depuradora de aguas residuales (EDAR).

La metodología desarrollada ayuda a mejorar el conocimiento sobre el proceso de nitrificación en la EDAR y proporciona la información necesaria para que los responsables de planta puedan tomar medidas oportunas, en el caso de un exceso de sulfuro. Así lo afirman los investigadores Guillermo Noriega, Óscar Mateo, Joaquín Serralta y Alberto Bouzas, del Grupo Calagua, en su artículo ´Experimental sulphide inhibition calibration method in nitrification processes: A case-study´, realizado en colaboración con técnicos de la empresa Depuración de Aguas del Mediterráneo (DAM) y de la Entidad de Saneamiento y Depuración de Aguas Residuales de la Región de Murcia (Esamur).

El estudio, publicado en la revista científica Journal of Environmental Management, busca desarrollar una metodología útil para mejorar el proceso de depuración del agua residual en las EDAR donde el sulfuro está presente, incidiendo positivamente en la calidad de los vertidos y por ende, en las aguas receptoras y los ecosistemas asociados a ellas. Para ello, ha desarrollado una metodología experimental basada en respirometrías que evalúa la inhibición por sulfuro que sufren las bacterias nitritooxidantes y amonioxidantes durante el proceso de nitrificación. "Esta técnica se ha aplicado sobre dos fangos de diferentes depuradoras: uno expuesto a sulfuro habitualmente y otro no. Este hecho, no solo nos permitido evaluar la metodología sino también el efecto de esa exposición a sulfuro sobre la inhibición", explica el autor principal, Guillermo Noriega.

Tradicionalmente, la calibración del efecto del sulfuro sobre la nitrificación se ha venido realizando de dos formas: sin distinguir entre ambas bacterias, o utilizando un inhibidor de las nitritoxidantes. "La primera nos impide conocer cómo afecta a cada una de ellas y la segunda plantea la problemática de aplicar un inhibidor que presentan algunas desventajas como saber si la actividad está totalmente bloqueada en el momento de la medición", explica el investigador del Grupo Calagua. Sin embargo, con la técnica desarrollada en el estudio se pueden determinar ambas bacterias sin necesidad de aplicar inhibidores mediante una medida simple y fiable como la del oxígeno disuelto.

"Esta metodología es capaz de calibrar el efecto del sulfuro en ambas bacterias de forma separada, sin la necesidad de inhibir la actividad de ninguna de ellas", señaka Noriega. De hecho, Guillermo resalta que los resultados obtenidos muestran que las bacterias nitritoxidantes son más sensibles a la presencia de sulfuro que las amonioxidantes y que la aclimatación del fango a la presencia de sulfuro "reduce el efecto inhibidor de ese compuesto sobre el proceso de nitrificación".

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus