14 de octubre, 2019 Reportajes comentarios Bookmark and Share
< Volver

El ratio de agua no registrada (ANR) viene a ser un valor de tendencia para la observación de la evolución de una empresa dedicada a la gestión y explotación de un sistema de abastecimiento de agua, dentro del marco de desarrollo en sus áreas de competencia. Es decir, el ratio de ANR define el rendimiento de un sistema de abastecimiento en su planteamiento más básico. Este artículo expone las posibles causas para que pueda explicarse un cambio drástico de tendencia sobre ese ratio, así como las consideraciones a tener en cuenta para su interpretación.

Para que una empresa gestora del servicio de agua indique que su ratio de ANR está por debajo del límite técnico (10%), tiene que tener ´los deberes muy bien hechos´ en todos los frentes a gestionar (incluida una eficaz gestión en la renovación del parque de contadores) y poder demostrarlo de forma nítida y contrastable. Es decir, demostrarlo ante una serie de preguntas y verificaciones técnicas oportunas expuestas por personas competentes y expertas. Suele ser bastante habitual el usar este dato para ´colgarse las medallas oportunas´. Sea cual sea el ratio indicado, una vez que una empresa de gestión está asentada, lo normal es que no sufra cambios drásticos de tendencia de un año para otro, sin causas justificadas. Y es lo que se va a tratar de analizar en este artículo.

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus