16 de junio, 2022 Novedades Industria Agua comentarios
< Volver

Con motivo del Día Mundial de la Lucha contra la Desertificación, que se celebra el 17 de junio, el Instituto Catalán de Investigación del Agua (ICRA) quiere destacar la importancia de las aguas subterráneas en la lucha contra la sequía remarcando las conclusiones obtenidas durante la jornada ´Agua subterránea: Haciendo lo invisible´ celebrada en Girona el pasado mes de marzo.

En esta jornada del ICRA, en la que participaron expertos del sector del agua como Emilio Custodio (UPC, ULPGC), Mireia Iglesias (ACA), Lluís Sala y Agustí López-Fàbrega (CCB-Gi), Anna Menció (UdG), Albert Soler Gil (UB), Ester Vilanova (Amphos 21), Viviana Re (Universidad de Pisa), Damià Barceló (ICRA) y Josep Mas-Pla (ICRA, UdG), se expuso que las aguas subterráneas constituyen un recurso vital, a menudo de buena calidad, y una reserva estratégica a largo plazo. De hecho, el Plan de Gestión del Distrito de Cuenca Fluvial de les Cuencas Internas 2022-27 en Catalunya, junto con el Plan de Sequía de 2020 de la Generalitat, valoran las aguas subterráneas como un recurso fundamental para garantizar el abastecimiento y preservación ambiental.

El flujo subterráneo aporta los volúmenes de agua necesarios cuando la precipitación es escasa y regula los ciclos hidrogeoquímicos, entre ellos la desnitrificación, permitiendo un correcto desarrollo de los hábitats. De hecho, muchos ecosistemas acuáticos dependen de los flujos de agua subterránea para mantener su biodiversidad. Sin embargo, los expertos participantes en el encuentro señalaban que para poder hacer uso de este recurso "existe un conflicto entre los usos humanos y ambientales que es necesario resolver desde el conocimiento y la investigación y, sobre todo, desde una gobernanza y una planificación adecuada".

A nivel de cuencas internas de Cataluña, un 82% de las masas de agua subterráneas presentan un buen estado cuantitativo, porcentaje que se reduce a un 43% de masas en buen estado cualitativo. El principal problema cualitativo es la contaminación por nitratos, debido a los purines empleados intensamente en la fertilización de los cultivos. Y es que las aguas subterráneas han estado expuestas a la entrada de sustancias contaminantes durante décadas, de modo que la masa de contaminantes acumulada genera un grave problema con una inercia que puede persistir durante décadas, a pesar de los procesos de atenuación natural que eliminan (lentamente) varios tipos de contaminantes.

La descontaminación in situ o ex situ son dos soluciones puntuales de mejora de la calidad del agua subterránea basadas en una gran diversidad de estrategias tecnológicas. En este sentido, los expertos aseguran que "es necesario un cambio de paradigma con soluciones que se basen, siempre que sea posible, en reproducir procesos naturales que aumenten la resiliencia de los ambientes acuáticos en la pérdida de calidad, y en integrar el concepto de economía circular en las actuaciones de descontaminación". Y sentenciaron que "es necesario hacer visible el agua subterránea enlazando ciencia y sociedad y fomentando la gobernanza. En este contexto, es necesario reconocer a las comunidades de usuarios como ejemplos de éxito donde se hace un trabajo día a día asociando usuarios y gestores. Sin esta labor cotidiana de observación, registro de datos y planificación, el abuso de las aguas subterráneas, resultante del desconocimiento del ciclo del agua, puede derivar en consecuencias de difícil solución".

 

Principales conclusiones

Según se hizo constar en la jornada del ICRA, las aguas subterráneas son importantes tanto en el abastecimiento de las necesidades humanas como ecológicas, haciendo hincapié en su rol en el abastecimiento y en los nuevos retos que surgen tanto en el ámbito de investigación como de la gestión de este recurso. Así, los mensajes más destacados de los expertos fueron los siguientes:

  • Las aguas subterráneas constituyen un recurso vital, a menudo de buena calidad, y una reserva estratégica a largo plazo, existiendo un conflicto entre los usos humanos y ambientales que es necesario resolver desde el conocimiento y la investigación.
     
  • Este recurso presenta una explotación intensiva en muchos lugares, generando problemas tanto de cantidad como de calidad. Los problemas que se derivan deben resolverse desde una compleja gobernanza y una planificación adecuada.
     
  • Muchos ecosistemas acuáticos dependen de los flujos de agua subterránea para mantener su biodiversidad.El flujo subterráneo aporta los volúmenes de agua necesarios cuando la precipitación es escasa y regula los ciclos hidrogeoquímicos, entre ellos la desnitrificación, permitiendo un correcto desarrollo de los hábitats.
     
  • Las aguas subterráneas han estado expuestas a la entrada de sustancias contaminantes durante décadas, de modo que la masa de contaminantes acumulada genera un grave problema con una inercia que puede persistir durante décadas, a pesar de los procesos de atenuación natural que eliminan (lentamente) varios tipos de contaminantes. La descontaminación in-situ o ex-situ son 2 soluciones puntuales de mejora de la calidad del agua subterránea basadas en una gran diversidad de estrategias tecnológicas. Es necesario un cambio de paradigma con soluciones que se basen, siempre que sea posible, al reproducir procesos naturales que aumenten la resiliencia de los ambientes acuáticos en la pérdida de calidad, y a integrar el concepto de economía circular en las actuaciones de descontaminación.
     
  • La investigación es la base del conocimiento y de la gestión. Los métodos de inteligencia artificial aplicados a la gestión hidrológica basados en el aprendizaje automático (machine learning) ponen en valores las bases de datos y permiten predecir resultados con un bajo coste y un alto grado de confianza, complementando tanto el trabajo de campo y la información derivada de ellos como los modelos conceptuales y numéricos que describen los procesos hidrogeológicos. Es un enfoque novedoso del conocimiento hidrogeológico y, por tanto, con un gran potencial en la gestión de los recursos hídricos.
     
  • Las necesidades y perspectivas de las personas, integradas en grupos sociales y económicos diversos interconectados entre ellos, son uno de los aspectos más importantes y al mismo tiempo menos considerados en los planteamientos de gestión hidrológica. El agua, como escaso recurso, genera conflictos entre los usuarios. La perspectiva socio-hidrogeológica aporta la mirada transdisciplinar, basada en el conocimiento y el análisis de datos hidrológico-sociales, que permite enfocarlos y resolverlos superando el escalón entre ciencia y sociedad.
     
  • Es necesario, pues, hacer visible el agua subterránea enlazando ciencia y sociedad y fomentando la gobernanza. En este contexto, es necesario reconocer a las comunidades de usuarios como ejemplos de éxito donde se hace un trabajo día a día asociando usuarios y gestores. Sin esta labor cotidiana de observación, registro de datos y planificación, el abuso de las aguas subterráneas, resultante del desconocimiento del ciclo del agua, puede derivar en consecuencias de difícil solución.
     
  • A nivel de cuencas internas de Cataluña, un 82% de las masas de agua subterráneas presentan un buen estado cuantitativo, porcentaje que se reduce a un 43% de masas en buen estado cualitativo. El principal problema cualitativo es la contaminación por nitrato.
     
  • El Plan de Gestión del Distrito de Cuenca Fluvial de las Cuencas Internas 2022-2027 recoge las necesidades, presiones e impactos y propuestas de medidas pertinentes. Junto al Plan de Sequía de 2020, el Plan de Gestión ponen en valor las aguas subterráneas como un recurso estratégico para garantizar el abastecimiento y la preservación ambiental.
     
  • La visión local de la gestión del recurso, como en el caso de la Costa Brava, debe fundamentarse en los Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas. Además, habrá que dar mayor relevancia a los aspectos hidrosociales dentro de los esquemas de planificación y tender hacia un modelo transversal, descentralizado, integral y adaptativo del ciclo del agua.

Por último, durante el seminario se tuvo un recuerdo por el profesor Ramón Llamas Madurga (1931-2022), que con su maestría desarrolló la hidrogeología en el Estado y en todo el mundo y ha sido un referente científico y personal para muchas personas vinculadas al agua subterránea.

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus

Utilizamos cookies propias y de terceros para analizar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de sus hábitos de navegación (por ejemplo, páginas visitadas o videos vistos). Puedes obtener más información y configurar sus preferencias.

Configurar cookies

Por favor, activa las que quieras aceptar y desactiva de las siguientes las que quieras rechazar. Puedes activar/desactivar todas a la vez clicando en Aceptar/Rechazar todas las cookies.

Aceptar/rechazar todas
Cookies Analíticas

Cookies que guardan información no personal para registrar información estadística sobre las visitas realizadas a la web.

Cookies de Marketing

Cookies necesarias para determinadas acciones de marketing, incluyendo visualización de vídeos provenientes de plataformas como Youtube, Vimeo, etc. y publicidad de terceros.

Cookies de Redes Sociales

Cookies relacionadas con mostrar información provenientes de redes sociales o para compartir contenidos de la web en redes sociales.