Publicidad

Empresas Premium

8 de junio, 2020 Novedades Industria Agua comentarios Bookmark and Share
< Volver

Con motivo del Día Mundial de los Océanos, la empresa Depuración de Aguas del Mediterráneo (DAM) apela a la responsabilidad social y corporativa para reducir la contaminación de los ecosistemas marinos. La propia compañía participa en el proyecto Fiberclean, que busca reducir la presencia de microplásticos en toda la cadena de valor de la industria textil, incluidas las estaciones depuradoras de aguas residuales (EDAR), evitando así su vertido al mar.

En el año 2018, la Fundación del Español Urgente (Fundeu BBVA), promovida por la Agencia Efe y BBVA, eligió el término ´microplástico´ como palabra del año. Según esta organización, los microplásticos son pequeños fragmentos de plástico (menores de cinco milímetros) que o bien se fabricaron ya con ese tamaño para ser empleados en productos de limpieza e higiene, o bien se han fragmentado de un plástico mayor (bolsas de la compra, envases de todo tipo…) durante su proceso de descomposición. Se sabe que en muchos casos estas partículas acaban en los mares y océanos, por lo que esta situación se ha convertido en un problema a nivel mundial y desde el ámbito de la ciencia se trabaja para desarrollar nuevos procesos y productos, que permitan disminuir este problema.

En este contexto se enmarca el proyecto Fiberclean (Minimización de microfibras en el ciclo de vida de los productos textiles), en el que participa DAM, junto a Angles Textil, Polysistec, Suavizantes y Plastificantes Bituminosos, E.G.O. Appliance Controls y Magtel Operaciones. La investigación, que comenzó en septiembre de 2017 y finalizará previsiblemente en agosto de 2021, busca reducir la presencia de microplásticos en toda la cadena de valor de la industria textil incluidas las EDAR, asegurando una mejor calidad del agua residual tratada y disminuyendo a su vez, el impacto negativo sobre los medios receptores.

"La EDAR recibe aguas residuales que contienen una gran variedad de material particulado entre los que se encuentran los microplásticos con tamaños inferiores a 5 mm, que en algunos casos quedan retenidos en la línea de fangos y en otros, pasan a través de la línea de aguas y son vertidos a los medios receptores", explica Javier Eduardo Sánchez, investigador principal de DAM en el proyecto Fiberclean. De hecho, los estudios realizados hasta el momento en EDAR han detectado diversos tipos de microplásticos, (en su mayoría fibras y partículas sintéticas) presentes en el efluente de una EDAR, por lo que este proyecto está trabajando en su correcta identificación, separación y cuantificación en la línea de aguas y fangos de una EDAR.

La revista y portal Tecnoaqua ya ha publicado un primer artículo sobre este proyecto, que puede descargse en: artículo Fiberclean.


Estado de la investigación

En la actualidad el estudio, financiado por el Ministerio de Economía, Industria y Competitividad, a través del CDTI, ha sobrepasado el ecuador de su ejecución celebrando el pasado 14 de mayo un encuentro telemático que contó con la participación del técnico de seguimiento del CDTI. Durante la jornada, los diferentes socios presentaron los principales avances relacionados con el desarrollo de nuevos tejidos (biodegradables), tipos de hiladoras, mejoras en los detergentes y máquinas de lavado, hasta la separación, identificación y cuantificación en las EDAR y el medio marino. "Las mejoras en las lavadoras y los detergentes permitirán a futuro que la suelta de microfibras se minimice considerablemente gracias a la incorporación de nuevos ciclos de lavado, filtros a la salida de la lavadora y detergentes menos agresivos con las prendas textiles", indica Javier Eduardo Sánchez.

Concretamente, desde DAM se explicaron los principales resultados en relación a la separación de microplásticos presentes en aguas residuales y fangos, así como la operación de la planta piloto instalada en la EDAR de Pobla de Farnals. También, se explicaron los resultados obtenidos durante el aislamiento de más de 50 cepas bacterianas, capaces de degradar polímeros como el caso de las microfibras y microplásticos. "La planta piloto incorpora un sistema de separación de los microplásticos por diferencia de densidades y un módulo de separación por centrifugación. Los resultados obtenidos muestran que es posible separar más del 80% de los microplásticos presentes en el agua residual y los fangos, con la combinación de diversos procesos como los instalados en la planta piloto. Además, se está estudiando el uso de un biofiltro para la degradación de microplásticos, empleando microorganismos capaces de descomponer estos polímeros en compuestos más simples", destaca Javier Eduardo Sánchez.

Finalmente, y con motivo del Día Mundial de los Océanos, desde DAM se apela a la responsabilidad social y corporativa para reducir la contaminación de los ecosistemas marinos. "Los investigadores estamos trabajando en el desarrollo de nuevos procesos y productos que permitan disminuir este problema. Al final, la aportación de cada uno de nosotros con pequeños gestos en nuestro entorno, es una gran suma que contribuirá a mitigar el impacto en nuestros océanos y mares", concluye el investigador de DAM.

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus