20 de julio, 2020 Entrevistas comentarios Bookmark and Share
< Volver

Ariadna Silvina Callea ha sido galardonada recientemente con el premio IIAMA en la modalidad de Trabajo Final de Máster por su investigación ´Evaluación de las posibilidades de abastecimiento con agua subterránea a la ciudad de València (España) y su área metropolitana´, dirigida por Eduardo Fabián Cassiraga (IIAMA-UPV) y Heliodoro Sancho Iranzo (Global Omnium). En esta entrevista explica en qué consiste su trabajo premiado.

 

Ariadna Silvona Callea estudió Ingeniería de Caminos, Canales y Puertos en la Universidad Politècnica de València (UPV) porque siempre se sintió atraída "por la ciencia y los números". En su último curso, decidió especializarse en el ámbito de Hidráulica y Medio Ambiente, desarrollando su proyecto fin de carrera sobre la contaminación del agua por clorpirifós en el ámbito de la Demarcación Hidrográfica del Júcar (DHJ). La finalización de sus estudios coincidió con la crisis económica que asoló recientemente a España, por lo que consideró necesario "tener un elemento diferenciador que, a la vez, aunara trabajo y pasión" cursando el Máster de Ingeniería Hidráulica y Medio Ambiente (MIHMA), en la propia UPV. Actualmente está trabajando para la UTE Plan Júcar 21 (FULCRUM-SERS-EVREN) en el seguimiento del Plan Hidrológico vigente de la DHJ y en actividades para el proceso de desarrollo del plan hidrológico del tercer ciclo.


En líneas generales, ¿explícanos en qué consiste el proyecto galardonado?

El estudio parte de la realidad de que el cambio climático que está experimentado el área mediterránea se traduce en una reducción de las precipitaciones medias anuales, de manera heterogénea en el espacio y en el tiempo, así como en un aumento de la frecuencia y duración de los períodos de sequía. Como consecuencia de ello, los niveles máximos alcanzados en los embalses de cabecera de las cuencas del Júcar y del Turia se encuentran por debajo de su media histórica. Esta realidad afecta directamente al abastecimiento de agua potable de la ciudad de Valencia y su entorno, pues depende casi en su totalidad del agua superficial del sistema Júcar, transportada a través del Canal de Trasvase Júcar-Turia.

Por ello, el objeto del estudio era explorar la posibilidad de incorporar recursos alternativos de origen subterráneo trasladando la concesión de los pozos de La Presa (hasta 950 L/s) a la ciudad de València, mediante la ejecución de dos baterías de pozos con capacidad para 500 L/s cada uno de funcionamiento en continuo. Uno se encontraría ubicado en la zona del Bioparc, mientras que el otro se hallaría cercano al emplazamiento del Hospital de La Nueva Fe.

Además, también analizamos la viabilidad de construir una serie de pozos de emergencia para abastecimiento en la ciudad de València (2 baterías de pozos de 300 L/s cada una) y su Área Metropolitana (1 batería de 500 L/s y otras 2 baterías de 250 L/s). Estos solo funcionarían durante períodos de estiaje de los ríos, o bien ante situaciones de emergencia producidas por fallos en las plantas potabilizadoras o de rotura de las tuberías de aducción. Estas medidas se implementarían en el marco de una serie de escenarios que tienen en cuenta la reducción de recarga por precipitación por el impacto del cambio climático.


¿Cuáles son sus principales líneas de investigación?

El estudio lo he llevado a cabo en el grupo de Hidrogeología del IIAMA, que cuenta con más de 30 años de experiencia en el campo de la modelación del flujo y transporte de masa en el subsuelo. Aunque el modelo se centra en la simulación de un fluido monofásico en medio saturado, se podría ir un paso más allá y plantear un modelo con flujo de densidad variable para analizar la dinámica del flujo en acuíferos costeros como el de la Plana de Valencia.

 

¿Cómo surge la idea de llevar a cabo este trabajo?
Podría decirse que todo comenzó a gestarse en el año 2017 cuando decidí inscribirme en el MIHMA, debido a que buscaba especializarme en el ámbito de los recursos hídricos y a su vez desarrollar un perfil investigador que me permitiera aportar mi granito de arena a la sociedad.
No fue un curso fácil, requirió de gran sacrificio y constancia, pero desde el primer momento tuve claro que deseaba optar a un proyecto innovador y el expediente era vital para tal fin. Finalmente, la Cátedra Aguas de València, previo concurso por méritos, me concedió una beca para llevar a cabo mi trabajo de fin de máster.

 

Tras el estudio, ¿qué conclusiones has obtenido?
Se ha podido comprobar que la puesta en marcha de los bombeos en situación de emergencia solamente es recomendable para periodos de tiempo no muy prolongados. De hecho, y a pesar de que el acuífero sigue almacenando agua, hay una clara tendencia decreciente que podría verse acentuada por las restricciones de la autoridad competente en momentos de necesidad hídrica, lo que comprometería la sostenibilidad del recurso subterráneo.

Por ello, se debe realizar una gestión del recurso hídrico sostenible en el tiempo y que utilice todas las fuentes de suministro posibles, mejorando a su vez la eficiencia de las ya existentes. Aunque se hayan analizado los flujos entre el acuífero y la costa, sin un estudio complementario no se puede realizar un diagnóstico preciso del alcance del problema de intrusión marina, ni de cómo afectan las detracciones de emergencia propuestas. Sí se puede afirmar que la dinámica entradas/salidas en la Plana de Valencia Norte se modifica, quizás por la ubicación de los pozos de extracción más próximos al Puerto de Valencia.

 

¿Cuál es el posible impacto social de tu proyecto?

Como se ha comentado anteriormente, actualmente el abastecimiento de Valencia y su área metropolitana se realiza casi en su totalidad con aguas superficiales. Sin embargo, no existe un plan alternativo en el caso de que estos recursos se vean mermados ante el cambio climático y es vital encontrarlo. Por este motivo, y a pesar de que se trata de un tema que no se había abordado anteriormente, es de gran importancia medioambiental para València y su desarrollo económico garantizar el suministro a medio y largo plazo, sin necesidad de llegar a situaciones de déficit en la atención a las demandas.


¿Cómo reaccionas cuando te enteras qué habías sido seleccionada como ganadora del premio IIAMA en la modalidad de mejor TFM/TFG?

Para ser sincera y aunque suene a cliché, fue una sorpresa porque es bien sabido que a estos premios se presentan grandes proyectos científicos y que además están avalados por universidades de prestigio. Estuve varios días sin creerlo, porque cuando uno es estudiante ve todos estos eventos desde la lejanía. Solo puedo decir que todo el esfuerzo y sacrificio invertido en este trabajo han dado sus frutos, lo que me honra profundamente.

 

¿Qué opinas acerca del futuro de la I+D+i en España?

Se trata de un tema del que se puede hablar largo y tendido, pero aprovechando la oportunidad diré que en España hay mucho talento joven desaprovechado por falta de inversión, tanto pública como privada. La I+D+I es sinónimo de desarrollo y prosperidad en un país, pero lamentablemente queda relegado a un segundo plano porque no se le da el crédito que merece hasta que surgen situaciones de necesidad como la de la COVID-19. La investigación no es un camino de rosas, pero es en este punto donde instituciones como el IIAMA juegan un rol fundamental apoyando y alentando a jóvenes que quieran desarrollar un perfil investigador y premiándolos por su gran esfuerzo y valía.

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus