29 de abril, 2020 Reportajes comentarios Bookmark and Share
< Volver

Desde finales de 2018, el Institut Català de Recerca de l´Aigua (ICRA) lleva a cabo una iniciativa de investigación multidisciplinar que integra ingenieros, químicos analíticos y microbiólogos para estudiar los patrones de consumo y estado de salud de una población a través del análisis químico y microbiológico de sus aguas residuales. Si bien por la crisis del coronavirus se ha popularizado la monitorización de la propagación de la Sars-CoV-2 en poblaciones a partir de sus aguas residuales, ya hace tiempo que se conoce que las aguas residuales aportan información sobre hábitos  de consumo e indicadores de salud de una población.

El presente artículo tiene por objetivo compartir la visión del ICRA sobre el pasado, presente y futuro de la sociología y epidemiología basadas en el análisis de aguas residuales. Más allá de la reciente y popular monitorización de la propagación de la Sars-CoV-2 en poblaciones a partir de sus aguas residuales, existe una trayectoria de más de 15 años de grupos de investigación españoles e internacionales que han conseguido logros en el campo de la química analítica que permiten imaginar un futuro en el cual las aguas residuales se van a valorar por su información. Así, dentro del marco de la recuperación de recursos (agua, nutrientes, energía) a partir de las aguas residuales, se añade la dimensión de recuperación de información (sewage information mining -SIM-).

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus