Publicidad
22 de marzo, 2017 Reportajes comentarios Bookmark and Share
< Volver

Uno de los retos de los operadoras de bombas industriales es diseñar bombas más eficientes, con alta resistencia a la abrasión y que se puedan utilizar en todos los ambientes. Ya sea para el suministro de agua potable, remover petróleo del fondo del mar, limpiar residuos líquidos en los puertos o quitar fluidos agresivos en entornos industriales peligrosos, es necesario contar con los servicios de un sistema de bombeo eficiente y responsable. Para ello existen las bombas industriales, cuyos operadores enfocan sus esfuerzos en desarrollar bombas con menos fallos y en optimizar su ciclo de vida, tal y como explica Bombas Boyser.

Un tipo de bombas eficiente y con alta resistencia al desgaste son las bombas de rotor helicoidal. La razón para que este tipo de bombas industriales sea capaz de aguantar bien la abrasión es que no permite el contacto metal/metal. Además, su funcionamiento a pocas revoluciones favorece que se desgasten mucho menos. El problema surge en la aplicación de las bombas en determinados ambientes y ciertos usos.

Por ejemplo, si se utilizan productos abrasivos la vida de los componentes internos de la bombas  como el rotor y el estator acaban desgastándose con mayor rapidez. Otra desventaja de las bombas helicoidales es que permiten girar en seco. Por si fuera poco, en aplicaciones donde es necesario utilizar polímeros el producto se plastifica al entrar en contacto con el aire. Esto ocurre con el látex y provoca problemas de estanqueidad en cierto tipo de cierres como los mecánicos.


Alternativa a las bombas de rotor helicoidal

Las bombas peristálticas de rodillo son capaces de actuar en los escenarios comentados anteriormente. La razón es que este tipo de bombas industriales son adecuadas para trabajar en seco, resisten muy bien la abrasión y el desgaste y son capaces de trabajar con productos que se polimericen o plastifiquen. Además, también permite su uso en aplicaciones con alta necesidad de aspiración.

Las bombas peristálticas están diseñadas para girar en seco de forma inmediata y para siempre. El producto que se bombea no produce lubricación, por tanto, la bomba puede funcionar sin producto. Al no existir contacto, no hay desgaste. Esto es posible al no existir ningún tipo de parte móvil que toque el producto. De esta forma, se asegura que el producto no estropee la bomba.

Se parecen un poco a las bombas de rotor, ya que ambas trabajan a pocas revoluciones. Sin embargo, el rango de las bombas peristálticas es de los más bajos del mercado, alcanzando muchas veces una cifra inferior a las 50 rpm. Otro punto muy positivo es que la manguera no se ve afectada y dura más. El efecto del desgaste al que se ve sometido las mangueras por el producto abrasivo se anula al no haber contacto, por tanto, duran más tiempo.

Por si fuera poco, no necesitan cierres mecánicos como estopadas, ya que no tienen ninguna parte rotativa que toque el producto. De esta forma, se eliminan muchos de los problemas derivados de usar sistemas complejos de estanqueidad.

 

Ventajas de la utilización de las bombas peristálticas de rodillo

Si a todo lo anterior se le suma su aspiración en seco y alturas elevadas, las bombas peristálticas de rodillo son una gran alternativa a las bombas helicoidales. A continuación, se enumeran sus beneficios:

  • Gran resistencia a la abrasión.
  • Trabajo en seco y a pocas revoluciones.
  • No tienen contacto con el producto y giran en seco.
  • Gran capacidad de aspiración en alturas elevadas.
Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus