18 de noviembre, 2016 Reportajes comentarios Bookmark and Share
< Volver

El ratio de agua no registrada (ANR) es uno de los más manejados en el ámbito del suministro y distribución de agua para valorar la gestión eficiente de una empresa de servicio. Existe un amplio espectro documental al respecto, pero su fiabilidad depende de la realidad de la gestión de distintas acciones a implantar y llevar a cabo -de modo efectivo-, así como de controlar y mantener, siempre bajo premisas de mejora continua.

Dentro de estas acciones y premisas, las normas y criterios aplicados respecto a la construcción de las redes e instalaciones y los controles e inspecciones metódicas y regulares se convierten en factores clave para llegar o partir del punto óptimo de redes de calidad desde origen, y de imagen seria y competente, real, de las empresas gestoras del servicio. Este artículo, primera parte de tres, analiza precisamente cómo reducir el agua no registrada en un servicio de abastecimiento desde la gestión coherente que deben realizar las empresas operadoras.

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus