6 de abril, 2015 Procesos y Sistemas comentarios Bookmark and Share
< Volver

Las instalaciones para la evacuación de aguas son una parte importante de un edificio y, cuando funcionan correctamente, nadie repara en ellas. Sin embargo, cuando dan problemas (fugas, ruidos excesivos, malos olores, etc.), las reparaciones suelen ser costosas y de difícil ejecución. Según expone Adequa Uralita en este artículo, la correcta selección de los materiales a emplear y su cuidada instalación evitarán desagradables problemas futuros.

La finalidad de una red de evacuación es la de conducir hacia el exterior del edificio las aguas pluviales y residuales sin causar molestias, humedades, ruidos ni malos olores a los ocupantes de las viviendas. Por ello, no solo conviene conocer los componentes de estos sistemas de evacuación, sino también las condiciones generales de cumplimiento de evacuación o la instalación y puesta en obra, tal y como explica la empresa Uralita Sistemas de Tuberías, la cual ofrece dos gamas para la evacuación de las aguas residuales y pluviales que discurren por el interior de la estructura del edificio.

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus