21 de octubre, 2022 Novedades Industria Agua comentarios
< Volver

Para conseguir que la actividad turística requiera menos agua potable, un bien escaso, en los últimos 10 años el Instituto Catalán de Investigación del Agua (ICRA) ha llevado a cabo una serie de proyectos de investigación sobre el terreno, en unas instalaciones reales y abiertas al público: el hotel Samba en Lloret de Mar (Girona).

En un Mediterráneo cada día más turístico, mejorar la gestión del agua resulta esencial. Hace diez años, el ICRA empezó una iniciativa pionera para contribuir a mejorar la gestión del agua en el sector turístico, a partir de la idea de que, solo si es sostenible, el turismo podrá seguir siendo una de las principales actividades económicas del país. Según el ICRA, el consumo de agua por turista es hasta cuatro veces mayor que el de un residente permanente, ya que también se tiene en cuenta el consumo indirecto: piscinas, jardines, campos de golf, spas, etc. Sin duda, las actividades turísticas en el Mediterráneo suponen un estresor para los recursos hídricos, especialmente en los meses de verano.

En estos proyectos de investigación de gestión sostenible del agua para el sector turístico, el ICRA cuenta desde hace 10 años con el hotel Samba, un resort con piscina construido en 1972 y que cuenta con 433 habitaciones, restaurante y 7.252 m² destinados a zonas verdes. Situado en Lloret de Mar y de tres estrellas, este establecimiento ya había sido el primero de Europa en obtener los certificados ISO 14001 (1997) y EMAS (1998) por sus buenas prácticas en optimización de aguas, domótica en contadores, iluminación con leds o reciclaje y gestión de residuos, entre otros hábitos sostenibles.

De hecho, el hotel contaba con un sistema de separación de aguas grises desde 1998. Las aguas generadas en bañeras y aseos son recogidas en un tanque para ser tratadas y reutilizadas en las cisternas de los inodoros y llegan a reutilizarse hasta 15.000 m³ al año. Se trata de una práctica sostenible ecológicamente (reduce la demanda de agua potable) y económicamente (supone un importante ahorro en la factura del agua). El hotel Samba era un ejemplo en la gestión del agua en alojamientos turísticos de la zona. Y aún así, los proyectos que ha llevado a cabo el ICRA han demostrado que todavía se podía ir más allá en el aprovechamiento del agua.

 

Los cuatro proyectos del ICRA en el hotel Samba

Lo primero que se puso en práctica en esta instalación turística fue el proyecto europeo demEAUmed. Su objetivo era crear un ciclo cerrado del agua óptimo y seguro a través de tecnologías innovadoras integradas. Para este proyecto se instaló el sistema vertECO (de la empresa austríaca Alchemia-nova) en la terraza del bar del hotel. Este sistema, que actualmente todavía está instalado en el hotel, es un humedal donde ocurren diferentes interacciones entre el agua, las plantas y el medio de soporte. El humedal vertECO tiene la capacidad de depurar las aguas grises y ha mostrado un muy buen rendimiento para su tratamiento, que se pueden reutilizar para irrigar las zonas verdes del hotel o para la lavandería. El proyecto demEAUmed, con tres años de duración y 15 socios de siete países, integraba ocho tecnologías para el tratamiento y la reutilización de las diferentes corrientes de agua residual que se generan en el hotel (aguas del inodoro, lavandería, duchas, piscina , etc.), junto con la monitorización avanzada de parámetros de calidad y consumo de agua.

El siguiente programa de investigación con el hotel Samba fue el CLEaN-TOUR, un proyecto nacional de cuatro años de duración que buscaba evaluar el tratamiento de las aguas grises con una combinación de sistemas de membrana y humedales construidos. En este caso, además de incluir plantas ornamentales, se introdujeron plantas comestibles. Con este enfoque, además de conseguir tratar las aguas grises para su reutilización, se obtienen hortalizas que se pueden consumir dentro del mismo hotel. Un nuevo paso para aumentar la circularidad y la sostenibilidad en el hotel.

El tercer proyecto en el que participó el ICRA con pruebas piloto en la instalación turística de Lloret de Mar fue el SUGGEREIX, impulsado y financiado mayoritariamente por la Agencia Catalana del Agua (ACA) y liderado por el centro tecnológico Eurecat. Su finalidad era generar conocimiento para mejorar las estrategias de gestión del agua reutilizada.

Por último, el proyecto más reciente del ICRA con el hotel Samba como escenario ha sido ReUseMP3, financiado por la Agencia Estatal de Investigación y el Ministerio de Ciencia e Innovación de España. Se trataba de evaluar la viabilidad de las soluciones basadas en la naturaleza para el tratamiento de agua, de forma que ésta pueda ser reutilizada de forma directa. En este proyecto se analizan los contaminantes que pueden existir en el agua (fármacos, pesticidas, microplásticos, etc.) Gianluigi Buttiglieri, investigador del ICRA que trabaja con temas de economía circular y soluciones basadas en la naturaleza, comenta que "es importante evaluar tanto la eficiencia de las soluciones utilizadas como el impacto de este tipo de microcontaminantes orgánicos, presente en el agua reutilizada, por el medio ambiente y la salud humana".

El equipo ICRA implicado en los diferentes proyectos de investigación del hotel Samba está formado por Gianluigi Buttiglieri y Sara Rodriguez-Mozaz, investigadores especializados respectivamente en tecnologías de tratamiento y reutilización y en química ambiental; Joaquim Comas, profesor titular de la Universidad de Girona, miembro del grupo de investigación Lequia e investigador senior adscrito al área de Evaluación y Tecnologías del ICRA, Esther Mendoza y Josephine Vosse, investigadoras predoctoral en el ICRA, y Lucas Alonso, investigador postdoctoral en el ICRA, entre otros investigadores.

 

Mejorar la toma de decisiones en la gestión del agua

Los resultados de los cuatro proyectos de investigación del ICRA servirán para crear herramientas de ayuda a la decisión a la hora de fomentar la reutilización del agua en otros escenarios turísticos del Mediterráneo, imprescindible para contribuir a un turismo más sostenible la gestión del agua sea responsable y eficiente y coherente con el actual contexto de cambio climático y de escasez de agua.

Para Esther Mendoza, investigadora predoctoral en el ICRA, que ha enfocado su tesis doctoral en el tratamiento de aguas grises con sistemas de membranas y humedales construidos: "Aún queda mucho trabajo por hacer, pero gracias a la investigación y la implicación empresas como el hotel Samba se puede contribuir a un turismo más sostenible y promover prácticas que se puedan realizar en otras instalaciones turísticas de la zona mediterránea".

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus

Utilizamos cookies propias y de terceros para analizar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de sus hábitos de navegación (por ejemplo, páginas visitadas o videos vistos). Puedes obtener más información y configurar sus preferencias.

Configurar cookies

Por favor, activa las que quieras aceptar y desactiva de las siguientes las que quieras rechazar. Puedes activar/desactivar todas a la vez clicando en Aceptar/Rechazar todas las cookies.

Aceptar/rechazar todas
Cookies Analíticas

Cookies que guardan información no personal para registrar información estadística sobre las visitas realizadas a la web.

Cookies de Marketing

Cookies necesarias para determinadas acciones de marketing, incluyendo visualización de vídeos provenientes de plataformas como Youtube, Vimeo, etc. y publicidad de terceros.

Cookies de Redes Sociales

Cookies relacionadas con mostrar información provenientes de redes sociales o para compartir contenidos de la web en redes sociales.