Publicidad

Empresas Premium

11 de diciembre, 2020 Novedades Industria Agua comentarios Bookmark and Share
< Volver

Entega, compañía proveedora de energía e infraestructuras con sede en la ciudad alemana de Darmstadt, implementará 40.000 medidores de agua iPerl, de Sensus, en un plazo de 5 años. Así, para el año 2025 su red de suministro, que abastece a alrededor de 241.000 personas, estará equipada con estos sensores inteligentes. Con esta acción se pretende reducir en costes de lectura, así como simplificar las operaciones de medición en general y mejorar el control de las fugas. De esta forma, los clientes y usuarios serán más conscientes del uso de este bien escaso, y su uso responsable.

La zona a la que Entega suministra agua comprende desde la región de Biblis, en el sur, hasta Erzhausen en el norte de Darmstadt. Más de 46.000 conexiones domésticas abastecen a 241.000 personas con agua potable cada día. Su red de tuberías de agua tiene una longitud total de 926 km y una media de edad de casi 40 años. Por ello, su deterioro es evidente, estimando unas pérdidas por fugas de alrededor del 4%.

Una de los mayores desafíos a los que tiene que hacer frente Entega es que "en nuestra red de suministro de agua tenemos pozos de agua potable de más de 300 metros de profundidad, de muy difícil acceso", señala Martin Grüger, responsable de las mediciones de agua potable en Entega. "De acuerdo con las normativa de seguridad actual, siempre tienen que operar al menos dos especialistas a la vez en estos pozos". Es por eso que los altos costes de personal para la lectura y el intercambio de estos medidores fue otro de los desencadenantes que llevaron a esta empresa a buscar soluciones más modernas y eficientes. "Solo hay unos pocos medidores digitales de agua en el mercado alemán que son adecuados para sistemas de lectura en pozo, y encontramos que el sensor iPerl de Sensus fue particularmente convincente en relación con esta necesidad", añade Grüger.

Otra de las ventajas más evidentes que presenta el sensor iPerl está relacionada con sus propiedades metrológicas, y es que este dispositivo de medición es extremadamente preciso, debido al principio de medición estática en que basa su operatividad, un factor especialmente importante sobre todo para cuando se trata de registrar bajos volúmenes de flujo. Según Grüger, "iPERL no tiene partes móviles u otros elementos en el sistema de medición". También hay que destacar que este dispositivo de medición funciona con tecnología de campo magnético remanente, lo cual es un factor decisivo cuando se trata de precisión. Además la comunicación de datos integrada, que transmite mensajes de estado y alarma, así como los detalles de consumo, completa el concepto técnico de iPERL.

En definitiva, iPerl ha marcado un hito en la industria de la medición del agua por su diseño revolucionario, pensado para ofrecer el máximo rendimiento y rentabilidad. Su estructura firme y creada con componentes altamente sostenibles, añadidos a la tecnología del campo magnético remanente que utiliza, permite lecturas altamente precisas, lo que además evita sobre costes de consumos debidos a fugas y roturas de las tuberías.


Registrar el consumo con precisión ayuda a los usuarios a realizar un uso responsable de agua

Las características técnicas que ofrece iPerl, especialmente para el almacenamiento de datos y la comunicación, abren nuevas opciones en el servicio al cliente. Así lo explica Martin Grüger: "Tras detectar una alerta de alguno de nuestros contadores, iPerl nos permite comprobar inmediatamente, a través del registro de datos, qué es lo que ha ocurrido para que se haya producido un consumo adicional. En el pasado, teníamos que reemplazar los medidores y enviarlos a nuestras instalaciones de prueba para ser examinados, por lo que este nuevo nivel de precisión es bueno tanto para nosotros como para el consumidor, logrando una mayor sensibilización en su valoración del uso del agua".

 

La digitalización en la gestión del agua

Las operaciones de lectura también están siendo digitalizadas. "Las lecturas pueden ahora realizarse a través de smartphones y todos los datos se pueden registrar y enviar fácilmente, almacenándose en nuestro sistema de documentación. Con iPerl, es mucho más fácil medir el consumo de los diferentes distritos, lo que nos permite reaccionar mucho más rápido a cualquier posible anomalía en el flujo de agua", explica Grüger.

Asimismo el software de lectura desarrollado por Sensus muestra la ubicación de todos los sensores de agua que aún no han sido leídos. El censo permite que los detalles de la medición sean leídos de forma rápida, sencilla y sin errores, como confirma Martin Grüger: "La lectura de los sensores con la ayuda de la tecnología de transmisión por radio significa que podemos leer 46.000 contadores en sólo una semana. A partir del año 2021, esto reducirá nuestros costes a una décima parte de lo que han sido hasta ahora".

Tras implementar el sensor iPerl de Sensus, la experiencia acumulada ha sido especialmente positiva para Entega. Tanto es así que la compañía estima un ahorro aproximado de 2 millones de euros para los próximos 12 años. La intención de la compañía alemana tras la satisfactoria experiencia es implementar hasta un total de 40.000 sensores en los próximos años. En este sentido, desde Entega señalan que "para 2021 todas nuestras conexiones domésticas estarán equipadas con dispositivos iPerl, y para el 2025, planeamos cambiar completamente a lecturas remotas transmitidas por radio para la medición de los suministros de agua".

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus