1 de octubre, 2020 Novedades Industria Agua comentarios Bookmark and Share
< Volver

Arranca Life Nimbus, el proyecto coordinado por Cetaqua que mejora la economía circular entre la ciudad y las plantas de tratamiento de aguas residuales mediante la implantación de un nuevo modelo sostenible: la ecofactoría. Un concepto que convierte la tradicional planta depuradora en una instalación generadora de recursos de valor. En este caso, los residuos de las depuradoras (lodos) serán utilizados como combustible gas para impulsar el transporte verde en el Área Metropolitana de Barcelona. A su vez, se promueve la tecnología power-to-gas para almacenar los excedentes de las energías renovables.

El proyecto Life Nimbus está coordinado por Cetaqua y cuenta entre sus socios colaboradores con Aigües de Barcelona, operadora de la estación depuradora de aguas resuduales (EDAR) del Baix Llobregat; Labaqua, encargada del diseño y la construcción de la unidad de metanación biológica; Transports Metropolitans de Barcelona (TMB), que aportará un autobús de su flota con una ruta diaria de 100 km; y el grupo de investigación Genocov de la Universitat Autònoma de Barcelona (UAB), a cargo del diseño, la construcción y el desarrollo de la tecnología bio-electroquímica (BES). Este proyecto, financiado por la Comisión Europea y enmarcado en el Programa Life, también cuenta con el apoyo del Área Metropolitana de Barcelona.

Life Nimbus impulsa el concepto de ecofactoría como solución para promover la economía circular y reducir el impacto ambiental en Barcelona. Gracias a la investigación y a la colaboración entre los sectores público y privado, se pretende demostrar la capacidad técnica y la viabilidad económica de la tecnología power-to-gas de conversión de energía eléctrica en gas basada en procesos biológicos para producir biometano.

Para conseguirlo, se diseñará, construirá y se operará una planta de demostración de metanación biológica en EDAR del Baix Llobregat. El biometano que se produzca, utilizado para alimentar un autobús público de la flota de TMB, es la oportunidad para vincular la generación de electricidad renovable con la descarbonización del sector del transporte, el cual demanda alrededor del 33% del consumo total de energía primaria en Europa. De esta forma, se fomentará que el consumo de energía provenga de fuentes renovable y que la ciudad de Barcelona se acerque a la neutralidad climática propuesta para 2050.

Y es que promover las ecofactorías implica transformar la actividad de las ciudades hacia la economía circular.

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus