13 de marzo, 2015 Novedades Industria Agua comentarios Bookmark and Share
< Volver

Desde el Aula de Bioindicación Gonzalo Cuesta, su director Andrés Zornoza ofrece la secuencia, en tres vídeos distintos, del momento en el cual el ciliado sésil suctor Tokophrya sp. captura a su presa y se alimenta de ella, en este caso Paramecium sp. 

En ocasiones durante el análisis microscópico del fango activo pueden observarse escenas verdaderamente sorprendentes y a la vez sobrecogedoras. No es nada fácil llegar a filmar una secuencia de captura y alimentación de los aparentemente "inofensivos" suctores del lodo activado. La secuencia de los tres vídeos muestra los momentos en el cual el ciliado sésil suctor Tokophrya sp. captura a su presa y se alimenta de ella, en este caso Paramecium sp.

La captura se realiza gracias a los toxicistos presentes en los tentáculos del suctor. Los toxicistos son extrusomas que se disparan de forma brusca y unidireccional, los cuales poseen componentes tóxicos. En el caso de suctores y heliozoos se denominan haptocistos, que al entrar en contacto con la membrana plasmática de la presa origina una rotura de la misma. A continuación dos microtúbulos se extienden a lo largo del tentáculo, siendo el citoplasma de la célula invaginado a través del tentáculo.

Vea los vídeos en el enlace: Aula de Bioidnicación Gonzalo Cuesta.

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus