21 de enero, 2014 Novedades Industria Agua comentarios Bookmark and Share
< Volver

El presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, acompañado del consejero de Economía, Tomás Villanueva, y el presidente de la Diputación provincial, Jesús Julio Carnero, entre otras autoridades, rubricaron el pasado 17 de enero la inauguración de la nueva planta de Toro Equipment e Indemat, situada en la localidad vallisoletana de Villavaquerín. Toro Equipment diseña y fabrica maquinaria para plantas de tratamiento de aguas residuales y de proceso; Indemat, por su parte, fabrica piezas de composite utilizadas en las máquinas de Toro, además de componentes para otros fabricantes de equipos de tratamiento de agua y otros diferentes sectores.

Pese a que la fábrica venía operando desde hace meses, el acto supuso la puesta de largo no solo de una nueva planta, sino de un proyecto empresarial a muy largo alcance, tal como señaló en su intervención el CEO de ambas sociedades, Santiago Salcedo Serra. Con una superficie cercana a los 7.000 m2, las instalaciones de Villavaquerín aúnan tres líneas de producción: montaje de flotadores por aire disuelto (FAD) y montaje de contenedores/planta compactas, ambos comercializados por la empresa Toro Equipment, y producción de composites, que gestiona la firma Indemat. La planta mantiene en la actualidad una plantilla de 30 personas, pero el objetivo es conseguir que la mayoría de las 140 personas que trabajan en el grupo se ubiquen en el entorno de Villavaquerín (en la actualidad, el grupo dispone en La Cistérniga de unas instalaciones con 3.000 m2 de fábrica y 1.200 m2 de oficinas). Los responsables de la compañía trabajan con un plan estratégico para 2018 que contempla el triplicar su facturación, pasándose desde los 12 millones de euros alcanzados en el momento hasta los 30 millones previsto en ese ejercicio. "Nuestra idea es desarrollar en el entorno de Villavaquerín un Valle del Agua, donde la tecnología y el conocimiento sobre la depuración de aguas, el medio ambiente y los nuevos materiales se transformen en productos que quepan por la puerta de un contenedor", afirma Santiago Salcedo. 

En este sentido, el máximo responsables del grupo expuso ante los asistentes la evolución de la firma desde que en 1992 se diseñaran los primeros flotadores, hasta alcanzarse las últimas innovaciones, entre ellas y muy especialmente el depósito transportable W-Tank, actualmente en curso su patente mundial. La clave para este desarrollo seguiría siendo su capacidad para adaptar su producción a su capacidad de traslado: "Queremos fabricar aquí, para trasladarlo en contenedores, porque el contenedor es la puerta del mundo", apuntó. El grupo está actualmente presente en más de 40 países.
En esta evolución, Salcedo aprovechó la ocasión para reclamar mayor atención a la administración para poder acometer estos proyectos. Pese a ello, no dejó de agradecer la ayuda recibida por el Gobierno autonómico, a través de un préstamo BEI, para la puesta en marcha del proyecto.


El presidente de la Junta, Juan Vicente Herrera, defendió sin escatimar halagos la labor ejercida por empresarios como Santiago Salcedo, del que afirmó que es un ejemplo para ofrecer soluciones ante la situación actual. "Esta crisis o tiene una salida empresarial o no tiene salida", aseguró, para añadir posteriormente que la compañía que preside Segura es una "fábrica de ideas, de nuevos productos, de creación de riqueza, de empleo y de esperanza". Herrera recordó también la necesidad de abrir la mano para poder acometer soluciones integrales en obra pública dentro de la Junta de Castilla y León, pese a que "no es este el mejor momento para las inversiones públicas". En este sentido, el presidente afirmó que en los últimos 15 años se ha invertido un total de 700 millones de euros en depuración de aguas, cubriéndose de esta forma las necesidades del 97% de los habitantes de municipios de menos de 2.000 habitantes.

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus