16 de octubre, 2023 Reportajes comentarios
< Volver

A pesar del conflicto bélico en Israel, que afecta al resto de países del Oriente Medio, esta zona tiene también otro grave problema con un impacto sin precedentes: la escasez de agua. Hablar de la transformación digital de las gestoras del agua en Oriente Medio es hacerlo de una de las palancas más importantes para darle la vuelta a una situación preocupante. Los retos actuales (y futuros) a los que se expone la región ponen en valor la importancia de implementar soluciones que permitan dibujar un horizonte de sostenibilidad y eficiencia hidráulica. Y en este punto, la digitalización es clave según Idrica.

Oriente Medio tiene ante sí un futuro no exento de retos en el área hidráulica. El cambio climático, los movimientos migratorios, la escasez de agua o la sobreexplotación de acuíferos son solo algunos aspectos a tener en cuenta. Para Ian Rodgers, Solutions Architect de Xylem Inc., las empresas de servicios públicos “deben ser más conscientes desde el punto de vista operativo del rendimiento de sus activos, siendo capaces de identificar dónde funcionan de forma óptima, más rápida y eficiente, algo que se puede lograr a través de la transformación digital”. En este mismo sentido, Christian Pérez, Manager de Idrica Qatar, señala que la transformación digital “permite mejorar la gestión del ciclo integral del agua, el servicio al cliente y reducir costes, entre otros beneficios”. Por tanto, la transformación digital en Oriente Medio se ha revelado como un actor fundamental en un momento de desafíos hídricos en la región.

Uno de estos desafíos reside en la demografía y los movimientos migratorios. Hay que tener en cuenta que, de los 17 países en riesgo extremo de escasez de agua, 11 se encuentran en Oriente Medio y el Norte de África (UNICEF). Además, se estima que la población de los países del Consejo de Cooperación para los Estados Árabes del Golfo (Gulf Cooperation Council) - Arabia Saudí, Kuwait, Emiratos Árabes, Qatar, Bahréin y Omán-, aumente en 14 millones en 2050.

Como resultado, se estima que la demanda promedio del agua en la región de GCC será de 33,7 millones de metros cúbicos en los próximos 25 años. Sin embargo, la previsión futura de almacenamiento es de solo 25,8 millones de metros cúbicos. Por tanto, la capacidad técnica es otro de los retos principales a los que hacer frente para garantizar la demanda. No obstante, ambos especialistas en Xylem Vue powered by GoAigua, la plataforma surgida del partnership entre Idrica y Xylem, señalan que dicha capacidad técnica debe ir acompañada de una inversión que, en estos momentos, es insuficiente.

Por otra parte, todos los expertos señalan que Oriente Medio será un punto crítico del cambio climático, pues se calienta al doble de rapidez que el promedio global, lo que originará el incremento de eventos extremos. Cabe destacar que el clima en la región es árido y semiárido con un 43% del territorio siendo desierto, y que, con el aumento de las temperaturas, también aumentan las probabilidades de lluvias extremas que derivan, a su vez, en inundaciones. En este mismo sentido, la escasez de agua de lluvias y la falta de capacidad para conservarla, produce que se estén sobreexplotando los acuíferos para abastecer las necesidades derivadas de la agricultura, que concentra el 85% del agua consumida en Oriente Medio y el norte de África, tal y como señala el Banco Mundial.

A todos estos retos hay que añadir, además, una digitalización desigual, así como un sistema de distribución ineficiente, principales razones por las que casi la mitad del agua no está disponible, debido, entre otros motivos, por fugas.

 

Oportunidades para la transformación digital

Ante esta situación, la transformación digital de las gestoras del agua se ha convertido en una necesidad para lograr los objetivos de mejorar la eficiencia y la sostenibilidad en la gestión hídrica. En este sentido, cabe resaltar algunas de las oportunidades de esta necesaria transformación digital en una región como Oriente Medio:

  • Ante la escasez de agua, la transformación digital de las gestoras del agua ofrece soluciones innovadoras para la monitorización y gestión inteligente del recurso, lo que permite una mejor comprensión de los patrones de consumo, la detección temprana de fugas y la optimización de la distribución del agua. Para Christian Pérez, dicha mejora de la gestión hídrica “depende de la combinación, por un lado, de software y análisis, y, por otro, de la visualización estratégica, el análisis y la optimización de los flujos de datos”.
  • En este punto, la gestión de grandes volúmenes de datos (big data) es otro aspecto clave de la transformación digital en las gestoras del agua en Oriente Medio. La recopilación de datos masivos provenientes de diferentes fuentes, como sensores, medidores y sistemas de información geográfica (SIG), brinda una visión integral de la situación del agua en la región. Para Rodgers, este es uno de los retos principales de las utilities del agua. Para el experto de Xylem, la correcta arquitectura de datos es una de las claves de esta transformación digital. “Estas empresas gestoras del agua -señala Rodgers- generan volúmenes significativos de datos, aunque suelen estar segregados en silos. Esto significa que los datos no suelen compartirse entre los distintos departamentos de la empresa, lo que puede dificultar su capacidad para operar con la mayor eficiencia posible”.
  • El uso de tecnologías como machine learning, inteligencia artificial, IoT, etc., ofrece la oportunidad de mejorar la eficiencia hidráulica de las redes de riego en una zona en la que, como se ha reflejado previamente, existe ya un elevado riesgo de escasez de agua. A través del uso de sensores de humedad del suelo y meteorológicos, y gracias a la posterior unificación de modelos de datos, se puede optimizar el riego con frecuencias y dosis óptimas, así como controlar de forma remota los activos y recibir alarmas ante posibles fugas o problemas en la red.
  • La ciberseguridad es otro aspecto crítico en la transformación digital de las gestoras del agua en Oriente Medio. A medida que aumenta la conectividad y se utilizan más dispositivos inteligentes, las amenazas cibernéticas también se incrementan. La protección de los sistemas y datos de las gestoras del agua se vuelve fundamental para evitar posibles ataques y garantizar la continuidad del suministro de agua. La implementación de medidas de seguridad robustas, como sistemas de encriptación, autenticación de usuarios y monitoreo constante de la red, es esencial para salvaguardar la infraestructura de agua y los datos asociados.

Por tanto, y tal y como indica el Banco Mundial, invertir en agua es rentabilidad, una inversión enfocada en las personas, en la educación, en infraestructuras, en reciclaje del agua, etc. Pero, sobre todo, invertir en transformación digital de las gestoras del agua como un vehículo para hacer frente a los retos venideros en dos de las regiones en mayor riesgo como son Oriente Medio y Norte de África.

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus

Utilizamos cookies propias y de terceros para analizar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de sus hábitos de navegación (por ejemplo, páginas visitadas o videos vistos). Puedes obtener más información y configurar sus preferencias.

Configurar cookies

Por favor, activa las que quieras aceptar y desactiva de las siguientes las que quieras rechazar. Puedes activar/desactivar todas a la vez clicando en Aceptar/Rechazar todas las cookies.

Aceptar/rechazar todas
Cookies Analíticas

Cookies que guardan información no personal para registrar información estadística sobre las visitas realizadas a la web.

Cookies de Marketing

Cookies necesarias para determinadas acciones de marketing, incluyendo visualización de vídeos provenientes de plataformas como Youtube, Vimeo, etc. y publicidad de terceros.

Cookies de Redes Sociales

Cookies relacionadas con mostrar información provenientes de redes sociales o para compartir contenidos de la web en redes sociales.