Publicidad

Empresas Premium

5 de noviembre, 2021 Procesos y Sistemas comentarios Bookmark and Share
< Volver

En el último siglo se ha identificado un número importante de patógenos transmitidos por el agua. El análisis exhaustivo y rutinario de todos ellos es insostenible en términos de coste e implementación tecnológica práctica y rutinaria en la gestión del agua. Para hacer frente a estas limitaciones, se definieron los indicadores microbianos como aquellos microorganismos que permiten evaluar la contaminación fecal y la posible presencia de patógenos en el agua. Este artículo de Bluephage se centra en el uso de colifagos como indicador vírico de la calidad del agua.


La tecnología Bluephage se basa en la detección de los virus que infectan a las bacterias intestinales (colífagos) mediante una cepa bacteriana propia que convierte el color del medio de cultivo de amarillo a azul-verde en presencia de 1 o más virus en 100 mL, en un tiempo total máximo de 6 h, frente a la incubación de 18-24 h que requieren los métodos estandarizados.

Esta tecnología permite una sensibilidad de detección de 1 colifago (PFU) en 100 mL (presencia/ausencia según la normativa de aguas), y una preparación sencilla que reduce los engorrosos protocolos de los métodos estandarizados a tan solo algunos paso.

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus