14 de abril, 2020 Reportajes comentarios Bookmark and Share
< Volver

La pandemia de la COVID-19 ha puesto de manifiesto la importancia de los sectores clave, como es el del agua, pero del que poco se habla, quizás por su asentada adaptación al mundo cambiante y a las nuevas tecnologías. En este contexto, si queremos garantizar el uso más eficiente posible de los recursos hídricos deberíamos implantar un plan de renovación sostenible de estas infraestructuras, tal y como asegura Amelia Pérez Zabaleta, directora de la Cátedra Aquae de Economía del Agua (Fundación Aquae y la UNED) en este artículo.

Las infraestructuras del ciclo urbano del agua, ligadas al almacenamiento, potabilización, distribución del agua a hogares, comercios e industrias o depuración de las aguas residuales, desempeñan un papel clave en nuestras ciudades. Sin ellas, nuestros núcleos urbanos no podrían funcionar correctamente. Por eso, necesitamos renovarlas y modernizarlas. No podemos olvidar que el agua es uno de los recursos más afectados por el cambio climático y que España es uno de los países europeos más vulnerables a este fenómeno.

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus