7 de abril, 2020 Reportajes comentarios Bookmark and Share
< Volver

La tecnología al servicio de las personas y de su bienestar. Así está concebida la completa red de contadores inteligentes de los que dispone la ciudad de Valencia. La solución tecnológica GoAigua toma estos días una importancia capital. La Empresa Mixta Valenciana del Agua (Emivasa), que ofrece el servicio de abastecimiento de agua a Valencia, combina big data, contadores inteligentes, sensores y gemelo digital en la red de suministro de agua potable, tecnologías que permiten al operador intervenir en la red desde el centro de mando en cualquier momento las 24 horas del día.

La tecnología que utiliza Emivasa está permitiendo medir el nivel de civismo y solidaridad a través del consumo del agua. ¿Y en qué se traduce? Los valencianos permanecen en casa respetando las medidas de confinamiento declaradas a partir del COVID 19, no se detectan cambios sustanciales en zonas de segunda residencia y, a las 20.00 horas de cada día, se detecta una bajada de consumo que se asocia a la salida a los balcones de los valencianos para aplaudir a los sanitarios y demás servicios esenciales. Precisamente, ese dato proviene de una iniciativa que abandera Tecnoaqua y que pueden consultar en la siguiente noticia, con datos de otras ciudades: La España solidaria, o los aplausos que reducen el consumo de agua.


Ahora todos los días son domingo

El cambio en los patrones de consumo desvela que la población ha retrasado la hora de levantarse. "El primer pico de demanda de agua lo tenemos entre las 9 horas  y las 10 horas cuando de normal entre semana ese pico es entre las 7 u 8 horas", apunta Juan José Pérez Palomar, director de Servicio de Agua Potable de Global Omnium y directivo de Emivasa. Tras esa punta de necesidad, el consumo de agua se desploma hasta mediodía, la hora de la comida. "Pasa lo mismo para las cenas y el consumo se alarga más porque la gente se acuesta más tarde".

Otro dato importante que revela el consumo del agua es que las principales zonas de playa fuera del casco urbano de la ciudad de Valencia no han tenido un incremento considerable del consumo. "Los valencianos no se han ido a su segunda residencia. Están cumpliendo el confinamiento, según los datos de la telelectura". Pérez Palomar también alaba el "consumo responsable" de agua que se está haciendo al no incrementar el volumen medio: "La gente no se está duchando cuatro veces al día".

Es decir, el consumo de agua evidencia que ahora todos los días la usamos como un domingo cualquiera


La hora de los balcones
¿Cuánta gente está saliendo a homenajear todos los días a los sanitarios? Muchísima. Tanta, que el consumo de agua se reduce de manera importante durante unos minutos para volver a subir cuando la mayoría de la ciudadanía confinada empieza a hacer la cena o a ducharse."Solo notamos este tipo de variaciones cuando llega la media parte de los partidos importantes de fútbol". Sobre la caída de consumo de las 20 horas, el representante de Emivasa señala que "se observó desde el primer día".

Los gráficos que acompañan este artículo son:
  • Gráfico 1. Consumo horario de domingo durante el estado de alarma versus consumo de referencia habitual.
  • Gráfico 2. Consumo horario laborable en Valencia durante estado de alarma versus consumo de referencia habitual.
Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus