7 de abril, 2017 Reportajes comentarios Bookmark and Share
< Volver

Este reportaje muestra la preocupación del sector sobre las dificultades de las EDAR para cumplir tal cual los límites de las Normas de Calidad Ambiental (NCA). Por ello, la aplicación de coeficientes moderadores para estas sustancias, a través de balances de masas o del establecimiento de zonas de mezcla (recogidos en la normativa), es una demanda prioritaria del sector hacia la administración con el fin de trasladar las NCA al agua depurada con objetividad y coherencia.

Dado que la contaminación que llega a las estaciones depuradoras de aguas residuales (EDAR) españolas contiene, cada vez más, sustancias tipificadas dentro de las denominadas Normas de Calidad Ambiental (NCA) y procedentes de aguas industriales, aguas residuales domiciliarias, así como de fuentes de contaminación difusa, es necesario aplicar rutinas eficaces de control de contaminación en origen y de concienciación ambiental.

Además, ocurre el hecho de que las referidas NCA, elaboradas para aguas en cauces públicos, en general se vienen aplicando, vía autorizaciones de vertidos, a las aguas urbanas depuradas. En este sentido, se presenta un muestreo representativo de 30 EDAR españolas en relación a este tema.

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus