14 de septiembre, 2016 Reportajes comentarios Bookmark and Share
< Volver

La existencia de bacterias coliformes y E. coli en el agua potable puede ser un indicio de la posible presencia de patógenos, por lo que los operadores de las redes de distribución confían cada vez más en métodos de análisis precisos y rápidos, como Colilert-18 de Idexx.

El principal objetivo de las empresas de abastecimiento de agua es brindar agua limpia y segura a los hogares de los consumidores, mientras que la mayor parte de la población dedica poco tiempo a pensar en los procesos que se llevan a cabo para mantener el suministro. Los sistemas de distribución de agua pueden ser complejos y, a menudo, se componen de miles de kilómetros de tuberías, estaciones de bombeo, embalses y otras instalaciones de tratamiento.

En cada punto de una red es crucial que los operadores aseguren la calidad del agua para mantener una provisión constante de agua segura y estéticamente aceptable para los consumidores. Hay que tener en cuenta que la existencia de bacterias coliformes y E. coli en el agua potable puede ser un indicio de la posible presencia de patógenos, por lo que los operadores de las redes de distribución confían cada vez más en métodos de análisis precisos y rápidos.

En este sentido, Colilert-18 de Idexx se ha ganado la confianza de las empresas de abastecimiento de agua en todo, pues son ya más de 20 años que se utiliza este sistema de detección de bacterias coliformes y E. coli en el agua potable, descarga de aguas residuales, agua bruta y biosólidos, con unos resultados confirmados en tan solo 18 horas.

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus