28 de septiembre, 2016 Productos Industria Agua comentarios Bookmark and Share
< Volver

Vega Instrumentos presenta el sensor radar Vegapuls WL S 61, ideal para todas las aplicaciones sencillas en el sector del agua y las aguas residuales. Sus numerosas opciones de montaje ofrecen una solución radar adaptable, ya que se puede integrar fácilmente en las infraestructuras existentes.

Al igual que el Vegapuls WL 61, introducido en el mercado hace mucho tiempo, el sensor Vegapuls WL S 61 ha sido especialmente diseñado para su aplicación en el sector del agua y las aguas residuales. En comparación con los sensores de ultrasonidos utilizados anteriormente, la tecnología radar ofrece numerosas ventajas: no se ve afectada por la temperatura, los movimientos provocados por el viento, la niebla ni la lluvia. Además, no necesita compensar el tiempo de transmisión de la señal debido a las oscilaciones de la temperatura.

Con una precisión de +/-5 mm, Vegapuls WL S 61 cubre un amplio ámbito de aplicación. Este sensor es especialmente adecuado para la medición del nivel y el caudal en el tratamiento de aguas. Su excelente focalización permite su uso en estaciones de bombeo y balsas de contención, para la medición de caudal en canales abiertos y la monitorización del nivel del agua.

La robusta carcasa del sensor no sufre desgaste ni requiere mantenimiento y, gracias a su elevado tipo de protección IP 68 (2 bar), también es apto para las aplicaciones en las que se debe sumergir el sensor. Los instrumentos cumplen con la versión más reciente de la norma LPR (Level Probing Radar) y están homologados sin limitaciones para su aplicación al aire libre.

Una de las novedades es el funcionamiento inalámbrico por Bluetooth mediante un Smartphone, una tableta u ordenadores con PACTware y adaptador de Bluetooth-USB, que facilitan aún más la puesta en marcha o el diagnóstico. Los correspondientes acondicionadores de señal e instrumentos de visualización permiten visualizar los valores de la medición y ofrecen las salidas de relé necesarias, por ejemplo, para el control de bombas.

En el desarrollo del nuevo sensor para tareas de medición sencillas, Vega ha recurrido a sus numerosos años de experiencia. Hoy en día casi 40.000 sensores Vegapuls WL 61 funcionan en plantas de tratamiento de aguas de todo el mundo.

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus