20 de mayo, 2015 Productos Industria Agua comentarios Bookmark and Share
< Volver

Con el fin de ayudar a los explotadores de las instalaciones a aumentar su productividad y transparencia a lo largo de todo el ciclo de vida, el fabricante de bombas KSB ha desarrollado una aplicación para smartphones y tablets que permite determinar en 20 segundos el rendimiento de bombas no reguladas. La aplicación KSB Sonolyzer está basada en un algoritmo utilizado desde hace 5 años en el PumpMeter, unidad de control de bombas de la que se han vendido a día de hoy más de 30.000 unidades.

Sin embargo, la aplicación KSB Sonolyzer para smartphone no requiere ningún conocimiento preciso de la curva característica individual o de cualquier otro dato técnico de la bomba en cuestión. Además, puede utilizarse con bombas de otros fabricantes. Con esta aplicación es posible determinar la carga de cada bomba centrífuga accionada por un motor asíncrono no regulado. A tal efecto, es preciso introducir los siguientes datos: la potencia nominal y la velocidad de rotación del motor así como la altura manométrica y el caudal de la bomba. Dichas informaciones indispensables figuran en la placa de identificación de cada bomba.

Una vez iniciado el proceso de medición, con ayuda del micrófono integrado en el smartphone o en la tablet, se registra durante 20 segundos el nivel sonoro en el ventilador del motor. A partir del espectro sonoro, la aplicación filtra la velocidad de rotación exacta de la bomba y calcula el par motor. Con ayuda de los datos de funcionamiento introducidos por el usuario y del banco de datos hidráulico desarrollado por el fabricante, la aplicación permite constatar si la bomba trabaja en carga parcial. La aplicación informa al usuario sobre la posibilidad de llevar a cabo algún tipo de ahorro energético, optimizando el sistema hidráulico o la técnica de accionamiento.

La aplicación KSB Sonolyzer está disponible para los sistemas iOS y Android y puede utilizarse, incluso, en atmósferas potencialmente explosivas, si el smartphone o la tablet tienen la protección adecuada. El promedio de ciclo de vida de las instalaciones en la industria química excede los 30 años, razón por la cual las bombas instaladas están aun raramente conectadas al Internet de las cosas. En muchos casos, el usuario no conoce el régimen de funcionamiento de la bomba.

De todo ello resulta un gran potencial de ahorro energético, que puede ser explotado optimizando las instalaciones de bombas existentes. Todos los datos de los análisis se encuentran recogidos en una ´nube´ protegida, no hacen referencia a las personas. Se utilizan con fines estadísticos y sirven únicamente para el desarrollo de logaritmos de análisis en la aplicación ´nube´, a la que se accede por la aplicación.

En caso de que el usuario necesitase ayuda o soporte por parte del fabricante de bombas, deberá contactar directamente con él. Los interesados en la aplicación podrán descargarla gratuitamente a partir del 15 de junio vía App Store (Apple) o Google Play (Android).

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus