Publicidad

Empresas Premium

12 de noviembre, 2021 Novedades Industria Agua comentarios Bookmark and Share
< Volver

La tecnología SENVES+ del Instituto Catalán de Investigación del Agua (ICRA), basada en sensores inteligentes para la monitorización en tiempo real de los desbordamientos del alcantarillado combinado (CSO, Combined Sewer Overflows), se ha presentado en la cumbre de cambio climático COP26 como un ejemplo de solución innovadora para la gestión sostenible y low cost de los servicios de agua en las ciudades, y así enfrentarse a los retos derivados del cambio climático.

Jochen Rabe, director del Kompetenzzentrum Wasser Berlin, el centro para la investigación aplicada del agua encargado de coordinar el proyecto europeo Digital-water.city (DWC) en el que participa el ICRA, ha expuesto en el COP26 las posibles soluciones a una de las consecuencias directas del cambio climático: la sobrecarga del alcantarillado a causa del incremento de episodios de lluvias torrenciales y el consecuente desbordamiento de aguas residuales en zonas urbanas y la contaminación del medio ambiente local.

Una de las soluciones destacadas ha sido la tecnología SENVES+ desarrollada por el Área de Tecnologías y Evaluación (TiA) del ICRA con sensores de temperatura de bajo coste, que actualmente se están desplegando en Sofía, Berlín y Milán, para la monitorización de los CSO y de las inundaciones.

Tal como explica Oriol Gutiérrez, cocreador de SENVES+ e investigador que lidera la participación de ICRA en el DWC, “el principal tipo de infraestructura de alcantarillado en las ciudades europeas es el sistema de alcantarillado que llamamos combinado: un único conjunto de tuberías transporta las aguas residuales a la planta de tratamiento al tiempo que drena el exceso de agua de lluvia para evitar inundaciones. Lo que se convierte en un problema cuando hay un exceso de aguas pluviales y se provoca un desbordamiento, y la mezcla de aguas pluviales y residuales se libera directamente al medio ambiente sin el tratamiento adecuado. El ya detectado incremento de episodios de tormenta producidos por el calentamiento global, amenaza con empeorar estos problemas”.

La propuesta desarrollada por el equipo de Oriol Gutiérrez se basa en un concepto sencillo: “Colocamos sensores inteligentes en lugares específicos de las tuberías de alcantarillado para medir los cambios de temperatura cuando el nivel del agua sube o baja. Estos sensores capturan datos de toda la red, que se envían para su análisis a una plataforma central gestionada por nuestro socio español IoTsens. Finalmente, los datos obtenidos permiten a las ciudades tomar medidas prácticas para resolver estos desbordamientos”.

Varios informes destacan que las ciudades necesitan inversiones masivas en los próximos diez años para garantizar el cumplimiento de la protección del medio ambiente y la salud humana. Esto incluye la mejora de las capacidades de tratamiento, un mejor control de los eventos de lluvia y una importante reducción de los desbordamientos del alcantarillado combinado. En este sentido la solución SENVES+ del ICRA destaca por conseguir reducir el coste de estas inversiones al ser una solución con gran potencial, efectiva y ante todo low cost.

 

Sobre el Digital-water.city

La investigación del ICRA se enmarca dentro del proyecto europeo Digital-water.city (DWC) que pretende impulsar la gestión de los sistemas de agua en cinco grandes ciudades europeas -Berlín, Copenhague, Milán, París y Sofía- aprovechando el potencial de los datos y las tecnologías digitales. El objetivo es cuantificar y comunicar los beneficios de 15 soluciones digitales innovadoras en comparación con las prácticas actuales de los servicios públicos europeos. Estas soluciones abarcan toda la gama de tecnologías digitales innovadoras, como realidad aumentada, tecnología móvil, computación en la nube, sensores avanzados, la supervisión en tiempo real, inteligencia artificial, el análisis predictivo, la modelización y uso de drones.

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus