24 de junio, 2021 Novedades Industria Agua comentarios Bookmark and Share
< Volver

Un estudio realizado por el IWW en Mülheim (Alemania) ha verificado que el desinfectante Sanosil S015 de la empresa Sanosil, compañía con más de 38 años de experiencia y presente en más de 40 países, tiene un efecto biocida contra la Pseudomonas aeruginosa, bacteria que se encuentra en la categoría de patógenos prioritarios según la Organización Mundial de la Salud (OMS).

El estudio del IWW certifica que Sanosil S015 provoca la muerte celular completa de las bacterias peligrosas y no induce el estado BVNC (bacteria viable pero no cultivable, que hace referencia a la capacidad que tienen algunos microorganismos de desarrollar un estado de supervivencia en condiciones ambientales desfavorables). La cuestión del estudio es hasta qué punto los productos de Sanosil son eficaces contra esta bacteria tan resistente al efecto de los desinfectantes, si el efecto biocida es prolongado y si puede provocar el estado BVNC.

Los resultados del estudio en cuanto al uso de Sanosil S015 indican la desintegración del ADN genómico de la bacteria Pseudomonas aeruginosa. Esto significa la muerte celular completa de las bacterias. Cuando esto se produce, una bacteria no puede entrar en estado BVNC y que implica que aún sigue viva, incapaz de reproducirse y por tanto de infectar, pero con actividad metabólica y esperando el momento apropiado para "resucitar".

Esto supone un gran problema, sobre todo con los organismos patógenos precursores de los biofilms que, al volver a encontrarse en un entorno apropiado, de humedad, nutrientes y temperatura (por ejemplo, el agua) se adhieren a las paredes de las superficies formando colonias patógenas muy resistentes: las biopelículas. Dentro de una biopelícula, se desactiva el estado BVNC de bacterias tan peligrosas como Listeria Monocytogenes, Legionella pneumophilla Pseudomonas aeruginosa.

En el estudio se parte de la base de que los análisis de detección de patógenos recurren a los recuentos de microorganismos en placas de cultivo como herramienta para descubrir la contaminación de un sistema de aguas o de una superficie en una planta de procesado de alimentos. Cuando una célula bacteriana está en estado BVNC, como no se reproduce, no crea cultivos y, por tanto, no se detectan en los análisis de contaminación de las aguas, los alimentos y otros ambientes.

Sin embargo, estas células pueden "resucitar", salir del estado viable pero no cultivable y volver a ser infecciosas, y crear los temidos biofilms. "Este fenómeno podría explicar una serie de observaciones en las que se producen repetidamente nuevas contaminaciones del agua potable (…). Los organismos en estado BVNC podrían suponer, por tanto, un riesgo considerable y hasta ahora subestimado para la seguridad higiénica del agua potable".

Esta fue la tesis del proyecto ´Biofilm Management´ y que corroboraron las universidades de Duisburg-Essen, Berlín y Bonn, así como del centro de investigación DVGW TU Hamburg-Harburg y del centro IWW para el agua de Mülheim.

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus