28 de abril, 2021 Novedades Industria Agua comentarios Bookmark and Share
< Volver

Incatema Consulting & Engineering ha entregado de forma provisional a la Sociedad Nacional de Agua de Senegal (Sones) las obras para la mejora del abastecimiento de agua potable en la ciudad de Kédougou, una vez concluidas con éxito las pruebas de funcionamiento de la planta de agua potable y los trabajos de captación y transporte de aguas superficiales desde el río Gambia, así como de la estación de tratamiento para abastecimiento de potable.

Para Incatema ha sido una ardua tarea debido a los problemas presentados para continuar con esta obra, tanto por su remota ubicación como por los problemas de movilidad impuestos por la Covid-19. El proyecto permitirá a los habitantes de esta zona de Senegal contar con una importante mejora de la calidad del agua suministrada, en un país donde el 69% de la población carece de acceso a fuentes seguras.

Para poner en funcionamiento la estación de tratamiento de agua potable (ETAP), cuya capacidad de producción es de 90 m3/h, mediante el proceso clásico de decantación, filtración y desinfección, Incatema se ha encargado no solo de la edificación de la propia ETAP, sino también de la construcción de una obra de toma en el río Gambia, que se sitúa a 14 km de la localidad, una estación de bombeo, la conducción correspondiente, y una balsa de almacenamiento de 50.000 m3 de capacidad. A ello se suma un gran depósito elevado de hormigón armado de 500 m3 de capacidad y la red de distribución. Así mismo, la compañía ha suministrado los equipos humanos y técnicos necesarios para todas las obras.

La planta de Kéduougou se enmarca dentro de un proyecto global financiado por SONES, con una inversión de más de 12,8 millones de euros para tres proyectos situados en Kédougou, Foundiougne y Dakar, cuyo principal objetivo es mejorar la calidad de vida y la salubridad de las más de 800.000 personas que viven en estas ciudades. "La conclusión del proyecto en Kédougou permitirá a los habitantes de este sector contar con una importante mejora de la calidad del agua suministrada, en un país dónde el 69% de la población carece de acceso a fuentes seguras", ha señalado el director de infraestructuras de Incatema, Fernando Díaz, quien destaca la "imperiosa necesidad de llevar agua potable allí donde más se necesita, más aún en tiempos de pandemia y como parte del compromiso social de las empresas".


El agua, clave para la sostenibilidad y el desarrollo

En este mundo globalizado, los efectos del cambio climático afectan de forma aún más severa a los países en vías de desarrollo, pues la falta de respuesta ante situaciones catatróficas provoca el avance de enfermedades originadas por la falta de higiene y la desnutrición, que provocan grandes hambrunas y movimientos migratorios en busca de una vida mejor.

En este sentido, Incatema contribuye al incremento de la eficiencia hídrica en la República de Senegal con la construcción de estas tres plantas de agua potable, de las cuales ya se ha entregado al cliente la que se ubica en la capital, Dakar. Se trata de una planta de tratamiento y eliminación de residuos ferruginosos situada en la localidad de Lymodak, con capacidad para el tratamiento diario de 3.600 m3 de agua que se inyectarán a la red pública de abastecimiento y de las que podrán disponer 400.000 personas. En cuando a la planta de Foundiogune, está en fase de construcción.

La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) solicita que se redoblen los esfuerzos para garantizar el acceso al agua potable a la población a nivel mundial, en consonancia con los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la Agenda 2030, en particular, con el ODS número 6, Agua Limpia y Saneamiento, toda vez que el cambio climático cada vez ejerce más presión sobre los recursos hídricos del planeta.

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus