Publicidad

Empresas Premium

3 de febrero, 2021 Novedades Industria Agua comentarios Bookmark and Share
< Volver

Las depuradoras de aguas residuales son un buen termómetro para detectar posibles focos de virus y evitar que se expandan. Por ello, en muchas ciudades del mundo se están implementando plataformas de vigilancia y sistemas de alerta temprana para detectar la COVID-19. Para el análisis en aguas residuales, MicroPlanet dispone del kit de análisis rápido GeneCount SARS-CoV-2, que utiliza la misma tecnología que las pruebas de diagnóstico clínico (qPCR).

Pese a que la COVID-19 es una enfermedad respiratoria aguda, diferentes estudios han demostrado que hay grandes cantidades de genoma del coronavirus en las heces humanas, que posteriormente llegan a las aguas residuales. De hecho, ya desde el comienzo de la pandemia, se detectó la presencia del virus SARS-CoV-2 en dichas aguas. Así lo demostró un estudio
liderado por la Universidad de Barcelona (UB), con la colaboración de Aguas de Barcelona, que
detectó la presencia del virus en muestras de aguas residuales recogidas el 12 de marzo de 2019. En España, y con el título de Análisis y vigilancia de SARS-CoV-2 en el ciclo urbano del agua, se publicó en Tecnoaqua el primer trabajo de gran alcance en la geografía nacional para la detección del SARS-CoV-2 en el ciclo urbano del agua.

Es por ello, que muchas ciudades de todo el mundo están implementando plataformas de vigilancia y sistemas de alerta temprana para detectar de manera preventiva, la presencia de la COVID-19 en las aguas residuales humanas, y anticiparse ante posibles brotes. "El análisis de la presencia de Covid-19 en aguas residuales ofrece la posibilidad de implementar un sistema de
alerta rápida y vigilancia para detectar cambios en la circulación del virus en la población, no
solo de pacientes con síntomas, sino también de pacientes asintomáticos", señala Juan Ramón Ortiz, director de la compañía MicroPlanet, especializada en el suministro de productos y servicios para el laboratorio y la industria, que añade que "las administraciones públicas se han dado cuenta que contar con un sistema de alerta precoz para detectar la COVID-19 en la red de tratamiento de aguas residuales disminuye entre 2 y 7 días los resultados en la detección del virus que aparecerán en la población, y en consecuencia permite poner en marcha lo más rápido posible la realización de pruebas a la población, el rastreo de contactos, y la aplicación de medidas de control para localizar a los individuos afectados".


El análisis en aguas residuales, una herramienta poderosa en la lucha contra la pandemia

En este sentido, MicroPlanet distribuye en España al fabricante canadiense LuminUltra, especialista  en la detección microbiológica de microorganismos en general y patógenos en particular en sistemas de depuración y aguas residuales. Esta empresa ha desarrollado el kit de análisis rápido y portátil GeneCount SARS-CoV-2, con la misma tecnología de referencia utilizada por todos los fabricantes en las pruebas de diagnóstico clínico (qPCR), específicamente diseñado para uso en aguas residuales. "Mientras que otras soluciones pueden tardar varios días o semanas para analizar una muestra, y requieren de personal especializado, la solución de LuminUltra permite el análisis de la muestra in situ en sólo 90 minutos", afirma Ortiz.

"El kit permite segmentar zonas de estudio muy concretas, como por ejemplo monitorizar de forma regular un determinado barrio, un polígono industrial o incluso centros hospitalarios, o de enseñanza. Dicha solución permite que las comunidades autónomas y las poblaciones controladas, analicen la salud general de la población, en lugar de depender únicamente de las pruebas clínicas realizadas a los pacientes". De hecho, en España las comunidades autónomas ya están implementando sistemas de detección de COVID-19 en sus aguas residuales. Por ejemplo, la Generalitat de Catalunya ha puesto en marcha la plataforma web Sarsaigua, abierta y disponible para el público, que informa de la presencia y las oscilaciones de rastros genéticos del virus SARS-CoV-2 en las aguas residuales de entrada de varias depuradoras catalanas.

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus