21 de septiembre, 2020 Novedades Industria Agua comentarios Bookmark and Share
< Volver

La Empresa Metropolitana de Abastecimiento y Saneamiento de Aguas de Sevilla (Emasesa) ha adjudicado a Labygema el servicio de mantenimiento para la prevención y control de la legionelosis en los sistemas de refrigeración, producción de agua sanitaria y puntos susceptibles de ser focos de legionella en los centros e instalaciones de Emasesa. La duración del contrato es de un año con la posibilidad de tres prorrogas anuales.

El objeto del contrato es la prestación de servicios necesarios para el mantenimiento de todas y cada una de las instalaciones que utilicen agua en su funcionamiento y produzcan aerosoles, ubicadas en los interiores y exteriores de los edificios e instalaciones de Emases y que por sus condiciones ambientales puedan ser foco de contaminación.

Todos los trabajos incluidos en el contrato adjudicado deben cumplir con las obligaciones señaladas en el RD 865/2003 de 4 de julio por el que se establecen los criterios higiénicos y sanitarios para la prevención y control de la legionelosis y, en forma orientativa y no excluyente, la norma UNE 100030 IN para la Prevención y control de la proliferación y diseminación de legionella en instalaciones.

Labygema, como empresa de servicios medioambientales, cuenta con una experiencia de más de 10 años en la realización de trabajos de prevención y control de legionelosis en hospitales, centros deportivos, centros de mayores, estaciones de servicios, ayuntamientos y empresas privadas de diversas índoles. Las instalaciones que son susceptibles de proliferar y dispersar legionella son: las torres de refrigeración, el agua caliente sanitaria, los sistemas contra incendios, sistemas de lavado de vehículos o las fuentes ornamentales.

La legionelosis es una enfermedad causada por la bacteria Legionella pneumophila y se presenta bajo dos formas: la más conocida y menos dañina es la fiebre de Pontiac (un síndrome febril agudo) y la más grave es la infección pulmonar denominada también la ´enfermedad de legionario, que se presenta bajo una neumonía con fiebre alta. La bacteria causante de la enfermedad se encuentra en los sistemas de distribución del agua, siendo los filtros del agua, la primera línea de defensa contra la legionelosis.

La prevención y control de legionella cobra aún más importancia en el contexto de la actual pandemia causada por COVID-19, debido a que el perfil de la población de riesgo y los síntomas de las infecciones por legionella son muy similares a los provocados por COVID-19. Esto dificulta su diagnóstico y posterior tratamiento. Igualmente la OMS avisa sobre cuestiones relacionadas con higiene del agua y prevención de la legionelosis durante la pandemia causada por COVID-19, debido a los riesgos del estancamiento de agua en edificios cerrados.

Desde Labygema se trabaja en labores de prevención y control de legionella, inspeccionando y manteniendo las instalaciones de riesgo para combatir posibles brotes de Legionella. El área de microbiología del laboratorio de análisis de aguas, se encarga de la prevención de las enfermedades causadas por los microorganismos presentes en el medio ambiente, que pueden tener efectos negativos sobre la salud humana. Labygema está certificada a nivel internacional por Bureau Veritas bajo las normas ISO 9001; ISO 14001 e OHSAS 18001, base de su compromiso con la Calidad, el Medio Ambiente y la Seguridad y Salud Laboral. Su laboratorio de análisis de aguas situado en Sevilla está acreditado por ENAC bajo las normas UNE-EN ISO/IEC 17025 para la realización de ensayos en el sector medioambiental y la UNE-EN ISO/IEC 17020 para las actividades de inspección en el área medioambiental. Además, cuenta con la acreditación del parámetro Legionella para el recuento de Legionella spp e identificación de Legionella Pneumophila por la técnica de inmunoaglutinación por kit de látex, para aguas de consumo, aguas continentales y aguas residuales, según norma UNE-EN ISO 11731.

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus