18 de septiembre, 2020 Novedades Industria Agua comentarios Bookmark and Share
< Volver

Enzycle es el nombre de un nuevo proyecto europeo de investigación del programa H2020 que pretende valorizar plásticos y obtener productos de alto valor agregado. En él participa un consorcio integrado por 13 socios de diferentes países, liderados por el Instituto Tecnológico del Embalaje, Transporte y Logística (Itene) y en el que también participa la empresa Depuración de Aguas del Mediterráneo (DAM), que se centrará en abordar la problemática de la presencia de microplásticos en las aguas continentales, especialmente las aguas residuales.

Valorizar y mejorar las fracciones plásticas no recicladas mediante el desarrollo de procesos enzimáticos que permitan obtener productos de alto valor agregado y a su vez, ayuden a degradar los microplásticos. Este es el objetivo principal del proyecto europeo Enzycle. La investigación, que pertenece al Programa europeo de financiación a la I+D+i H2020 de la BBI (Bio-based Industries Joint Undertaking) busca valorizar una fracción grande y actualmente difícil de tratar de residuos plásticos y que suponen un problema para la administración y empresas por su alto impacto ambiental. Además, también abordará otro problema de gran repercusión mundial: los microplásticos y su impacto en los océanos.

"Durante los cuatro años de duración del proyecto estudiaremos cómo desarrollar nuevos métodos que disminuyan la presencia de polímeros no biodegradables y a su vez, reduzcan los costes del reciclaje de plástico. Entre otros objetivos queremos crear una nueva cadena de valor de base biológica, potenciar la aparición de nuevos mercados y sobretodo promover una mayor variedad de materias primas que pueden procesarse de manera efectiva y sostenible a través de sistemas biocatalíticos", explican los miembros del departamento de I+D de DAM participantes en el proyecto.

Para alcanzar estos objetivos, se identificarán y seleccionarán enzimas con una alta actividad hidrolítica en poliésteres (PET) y en poliolefinas (PE y PP), que permitirán establecer un proceso de producción eficiente y desarrollar procesos de reciclaje en fracciones plásticas que actualmente no se reciclan. "Los diferentes socios seleccionarán las enzimas adecuadas que tengan el potencial de degradar las fracciones plásticas no recicladas, producirán estas enzimas en un biorreactor y las probarán para determinar su idoneidad en aplicaciones industriales", sostienen los investigadores de DAM.


El papel de DAM en el proyecto

El papel de DAM dentro de este ambicioso proyecto europeo está estrechamente ligado a la problemática de la presencia de microplásticos en las aguas continentales, especialmente las aguas residuales. "Las estaciones depuradoras de aguas residuales (EDAR) son receptoras de la carga acumulada de microplásticos procedentes de la industria, de los vertederos, de las aguas residuales domésticas y las aguas pluviales", indican desde DAM. Por este motivo, el trabajo se centrará en cuantificar los microplásticos de diferentes plantas de tratamiento de aguas residuales y aplicar sistemas de filtración específicos que permitan separarlos.

Asimismo, se diseñarán sistemas de degradación de microplásticos, basados en los trabajos desarrollados paralelamente por los socios. "Se evaluará cualquier efecto sinérgico de las enzimas desarrolladas en el proyecto para la degradación de microplásticos en la digestión anaeróbica y el compostaje. En este sentido, los lodos de depuradora se analizarán después del tratamiento para determinar si la adición de dichas enzimas, tiene algún efecto sobre la calidad del digestato", destacan los investigadores de DAM.

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus