14 de septiembre, 2020 Novedades Industria Agua comentarios Bookmark and Share
< Volver

El proyecto Phertilizer, que busca recuperar y valorizar los residuos generados en las plantas de tratamiento de aguas residuales para que sean empleados por los profesionales del sector agrícola, ya está dando sus primeros resultados positivos tras las pruebas realizadas con un nuevo fertilizante desarrollado con base de estruvita.

 

El proyecto Phertilizer es una investigación financiada por el programa Retos-Colaboración 2017 del Ministerio de Economía y Competitividad, cuyos primeros resultados están siendo muy positivos, "por lo que estamos muy esperanzados con el desarrollo final del proyecto", declara Sofía Grau, coordinadora del proyecto e investigadora de la empresa Depuración de Aguas del Mediterráneo (DAM), tras  valorar los resultados obtenidos en las primeras aplicaciones realizadas en los campos experimentales de la Región de Murcia. Para ello, desde el proyecto se ha creado un nuevo fertilizante desarrollado con base de estruvita.

En el proyecto, liderado por DAM, participa un consorcio multidisciplinar compuesto por las empresas Timac AGRO e Hispatec , el organismo público de investigación Centro de Edafología y Biología Aplicada del Segura (CEBAS-CSIC), el grupo de investigación de Calidad de Aguas (Calagua) de la Universitat de València y el grupo de investigación de Química y Biología Agrícola (BACH) de la Universidad de Navarra. El estudio concibe las aguas residuales como una fuente de recuperación de recursos, en consonancia con los planteamientos y principios de la economía circular. Por ello, ha producido un fertilizante que combina la estruvita obtenida de la extracción del fósforo asociado a los fangos generados en las estaciones depuradoras, con otros nutrientes, para formular un abono complejo.

"Hemos comprobado que la estruvita producida ofrece una fuente de fósforo libre de cadmio y de otros metales pesados, en comparación con los fertilizantes comerciales actuales. Además, hemos obtenido buenos resultados en las pruebas de granulación realizadas, en las que se ha complementado la estruvita con otros nutrientes para satisfacer la demanda de los cultivos", afirma Sofía Grau. Durante este tiempo se ha probado este nuevo fertilizante en cultivos de escarola, obteniéndose resultados comparables a los fertilizantes comerciales en cuanto a los nutrientes del cultivo, pero se ha observado en los ensayos realizados que la aplicación de estruvita aumentó el rendimiento del cultivo. Actualmente las pruebas se están llevando a cabo en una plantación de caqui.


Próximos pasos

La investigación, que se desarrolla en la EDAR de Calahorra perteneciente al Consorcio de Aguas y Residuos de La Rioja, tiene una duración de tres años y medio y aborda uno de los ocho grandes retos de la Estrategia Española de Ciencia y Tecnología y de Innovación, relacionado con la bioeconomía. Con el objetivo de garantizar la adopción comercial del producto, los miembros del consorcio han estudiado las necesidades nutricionales de los cultivos que muestran "una demanda de 157.500 toneladas de fósforo a nivel nacional, del que más del 70% corresponde al cultivo de cereales, aspecto valorado en el desarrollo del nuevo fertilizante", indica Grau.

De hecho, el producto se integrará en un programa informático de fertirrigación que permitirá monitorizar tanto el abonado del cultivo como el riego y de este modo, obtener el máximo rendimiento, tanto del nuevo producto fertilizante formulado, como del riego y de los otros nutrientes necesarios para su crecimiento. Actualmente, la investigación ha sobrepasado el ecuador de su ejecución y una vez se realicen los ajustes pertinentes, "tanto en el producto final como el software", la intención del consorcio es organizar un evento de demostración de los resultados obtenidos.

"Esta investigación está directamente relacionada con otros proyectos donde participa DAM, como
PHORWater y Nutriman. Por este motivo, queremos aprovechar las sinergias existentes y organizar una serie de eventos en diferentes localidades (Valencia, Murcia y La Rioja), cuando las circunstancias sanitarias lo permitan, para que los usuarios y administraciones conozcan in situ las diferentes tecnologías de recuperación del fosforo y los productos relacionados", concluye la técnica de DAM.

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus