31 de octubre, 2019 Novedades Industria Agua comentarios Bookmark and Share
< Volver

Remosa, empresa especializada en tratamiento de aguas, ha contribuido al tratamiento de las aguas y proceso de limpieza de una bodega de Peñafiel (Valladolid) con la implantación de dos cisternas para agua potable.

Para aquellas aguas generadas en bodegas durante los procesos de limpieza de las instalaciones de producción de vino, depósitos y barricas, así como las instalaciones de embotellamiento, se da la particularidad que la materia orgánica, expresada en DBO5 y DQO, es muy elevada y, además, el pH es variable.

Para tratarlas se realiza un proceso que consiste básicamente en un tamizado seguido de una homogeneización y neutralización. Y, finalmente, se depuran con un biológico de lodos activos, tipo SBR, con corrección de nutrientes en el caso de que estos sean deficitarios.

En el caso de esta bodega en Peñafiel (Valladolid), Remosa ha contribuido a la mejora del proceso de limpieza de las instalaciones utilizando un sistema de cloración del agua de red y acumulación de cisternas de 30 m3, en concreto los modelos CHPS 30 D.2.5 y CHPS 20 D.2.5.

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus