10 de julio, 2019 Novedades Industria Agua comentarios Bookmark and Share
< Volver

Con el objetivo de mejorar la calidad del servicio y la satisfacción de sus clientes, Acciona ha puesto en marcha un proyecto para optimizar la gestión del ciclo integral del agua que, durante su primer año en funcionamiento, ya arroja importantes beneficios medioambientales: reduce el consumo de agua, de energía y las emisiones de CO 2 emitidas a la atmósfera.

Mediante la implantación de nuevas tecnologías y la mejora de procesos organizativos y productivos, se han conseguido generar operativas de funcionamiento más sostenibles y respetuosas con el medioambiente, reduciendo a la vez costes ineficientes en el medio plazo. Este plan operativo de mejora de la eficiencia en la gestión del ciclo integral del agua tiene carácter trienal y abarca la totalidad de los servicios de abastecimiento de agua y aaneamiento, estaciones
de tratamiento de agua potable y residual e instalaciones desaladoras de agua de mar que Acciona gestiona en España, donde presta servicio a más de 2,7 millones de usuarios.

En su definición y en su implementación ha participado un equipo multidisciplinar de Acciona, en estrecha colaboración con los responsables de los contratos. En él se incluyen las actuaciones a realizar, el cronograma de ejecución y revisiones periódicas de cumplimiento.

Tras la fase de diseño y definición de las tareas a realizar, en junio de 2018 se inició una fase piloto de cuatro meses en diferentes instalaciones y servicios gestionados por Acciona: el Servicio de Agua y Alcantarillado de Villarrubia de los Ojos (Ciudad Real); la EDAR de Arroyo Culebro (Madrid) y la IDAM de Jávea (Alicante). Una vez concluida la fase piloto en septiembre del pasado año, comenzó la primera fase del proyecto, que duró hasta final de 2018 y que se centró en las unidades de negocio más importantes o que presentaban un mayor margen de mejora. A principios de este año, Acciona ha puesto en marcha la fase final del proyecto con el resto de unidades, que continuará en 2020 en las empresas participadas en España e internacionales.


Mejora del rendimiento hidráulico y energético

Entre los principales resultados obtenidos destaca la mejora del rendimiento hidráulico de la red mediante la implantación de un sistema de telecontrol basado en sistemas de geolocalización GIS y en modelos matemáticos. Además, se ha recurrido al uso de prelocalizadores acústicos, correladores y smart balls; y se han llevado a cabo diferentes acciones específicas como campañas de búsquedas nocturnas de fugas, control de mínimos nocturnos y regulación de presiones por sectores, en día/noche y/o según demanda.

El plan ha permitido también una reducción significativa en el consumo y coste de la energía eléctrica gracias a la optimización de procesos energéticos, y al ajuste en las potencias de contrato; a la firma de Acuerdos Marco de compra de energía en alta y baja tensión, y a las medidas de mantenimiento preventivo y predictivo puestas en marcha.

Así, por ejemplo, se ha programado el funcionamiento de las instalaciones para adecuarse a los mejores horarios de coste energético; se han utilizado variadores de frecuencia para ajustar el consumo a las necesidades; se han incorporado condensadores para eliminar el consumo de reactivos, y se han instalado equipos de alto rendimiento energético. Para optimizar el consumo de reactivos en las plantas de tratamiento se han instalado también sensores y dosificaciones automatizadas. Se ha prestado, asimismo, especial atención a la gestión de los residuos, incorporando procesos de secado e higienización para facilitar su uso y transporte.


Digitalización de la información y automatización de procesos

Para mejorar la prestación del servicio, se ha apostado por la digitalización de la información y la automatización de procesos mediante la implantación de Sistemas de Información Geográfica; sistemas de telecontrol, sensorización y telemetría; creación de modelos matemáticos; desarrollo de sistemas informáticos de gestión empresarial y de organización del trabajo, y uso de business intelligence y de inteligencia artificial para integrar toda la información de EDAR, desaladoras y
servicios y optimizar así las tareas de operación y mantenimiento. Para facilitar el proceso de lectura, facturación y cobro a los usuarios, se han implantado medidores inteligentes, telelectura, facturación diferenciada por usos y consumos y facturación electrónica.

 

Optimización del mantenimiento de instalaciones

En cuanto a los costes de mantenimiento y personal, se han renovado equipos e instalaciones, apostando por aquellos de bajo mantenimiento; se han programado una serie de tareas de mantenimientos preventivos y predictivos, y se ha procedido a una reorganización del sistema de trabajo por zonas y funciones, compartiendo algunas de estas funciones de manera centralizada.

El plan operativo de mejora de la eficiencia en la gestión del ciclo integral del agua, cuenta con una
inversión de 2,3 millones de euros durante tres años; todo ello con el objetivo de mejorar la calidad del servicio y garantizar la satisfacción del cliente.

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus