14 de diciembre, 2018 Novedades Industria Agua comentarios Bookmark and Share
< Volver

Llaberia Group, empresa especializada en la canalización del agua y todo tipo de soluciones hidráulicas, fue una de las pioneras en la fabricación y comercialización de tuberías de polietileno. Ahora, el incremento de la demanda de este polímero a buena parte de los países europeos ha permitido incrementar en gran medida la cifra de negocio de Llaberia en este segmento, uno de los considerados estratégicos para esta compañía.

El adelanto en la investigación del polietileno ha hecho que otros materiales muy utilizados hasta día de hoy estén siendo sustituidos en muchas aplicaciones, entre ellas de canalización del agua. Más de la mitad del continente europeo utiliza tubos de polietileno para sus instalaciones. Así mismo, durante los últimos años, los bajos costes económicos y la simplicidad en la implantación del polietileno (PE) no ha pasado por alto, siendo uno de los motivos por los que se ha impuesto por encima de otros de materiales más tradicionales. Es decir, el aumento del uso de polietileno en las instalaciones es cada día más evidente.

En el campo del polietileno, la empresa Llaberia Group ha sido pionera en la fabricación y comercialización de este polímero. Ubicada en Tarragona, Llaberia Group lleva a las espaldas más de 35 años dedicadosal sector hidráulico y trabajando con el PE como su principal punto fuerte de cara al cliente. Acumula una gran experiencia en inyección, manipulación y fabricación de tuberías de presión, accesorios y cualquier pieza a medida confeccionada en este material, hasta diámetros de 1.600 mm, en su propio taller de producción. Además, fabrica calderería plástica en otros materiales como PP, PVC, PP-N, PVDF o PRFV.

Llaberia Group detecta en el polietileno una extensa lista de aplicaciones gracias a las cuales puede ofrecer al cliente mucha diversidad de productos y servicios: distribución y conducción de agua tanto fría como caliente, conducción de gas, circuitos de refrigeración, calefacción, distribución y conducción de productos químicos, protección de fibra óptica, telecomunicaciones, emisarios submarinos, etc.

El polietileno, por ejemplo, está siendo esencial en el sector de la construcción gracias a sus
múltiples ventajas, tanto técnicas como económicas. Desde el punto de vista técnico, una de las cosas que más valoran los profesionales (ingenieros, arqutectos...) de este tipo de cañería es su flexibilidad, que es de fácil maniobra, su menor rugosidad interna o durabilidad, entre otros aspectos. Estas características permiten implantar tubos de polietileno en los terrenos más inestables y con más irregularidades. La cañería de polietileno es capaz de resistir golpes, bajas temperaturas, contacto con agentes químicos, corrosión, etc. Y todo esto sin la necesidad de ser enterrada con protección. La simplicidad de su instalación y el escaso mantenimiento son también dos ventajas muy reconocidas por los profesionales del sector. En el caso de posibles modificaciones, la gran accesibilidad a la compra de accesorios permite hacer las variaciones pertinentes en todo momento, a pesar de que rara vez se da el caso. En relación a los aspectos económicos, gracias al bajo peso y flexibilidad de la cañería, se permite economizar tanto el transporte como la mano de obra.

Por último, también hay que destacar el compromiso del PE con el medio ambiente, al que la empresa Llaberia Group también se ha querido sumar. Además de no ser tóxicos, los tubos de polietileno son aptos al reciclaje. A través de un proceso de triaje, limpieza y granulación se pueden transformar en otras materias primeras y obtener otros usos. En muchos casos esta característica es determinante debido a la importancia del medio ambiente en la actualidad.

Por todas estas razones, el polietileno, ya ampliamente utilizado como material para la construcción de acueductos y gasoductos, en estos últimos años se está difundiendo como material para redes de desagües civiles e industriales.

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus