7 de mayo, 2018 Novedades Industria Agua comentarios Bookmark and Share
< Volver

Iverna 2000 ha instalado en Logroño su sistema Fundilock en una arqueta de alumbrado frente a la Facultad de Ciencia y Tecnología para evitar el robo de cobre que está sufriendo la ciudad. La empresa está a expensas de poder replicar esta acción en otros puntos conflictivos de la ciudad.

 

 

Desde el Ayuntamiento de Logroño se calcula que en los últimos cinco años se han sustraído más de 45 kilómetros de hilo de cobre, que se habría vendido en el mercado ilícito por unos 22.500 euros. El precio de reposición es incluso mayor porque es común que la acción de cortar el cable conlleve otros destrozos en el conjunto de la instalación que el Ayuntamiento debe reparar. Las zonas especialmente sensibles a estos delitos serían las periféricas, como el polígono Las Cañas, en el que incluso se ha llegado a desmontar algún transformador para guardarlo, y los parques, como el de La Ribera o el del Ebro, pero también el de Santa Juliana y el entorno del barrio de El Campillo. El método no es especialmente sofisticado.El ladrón llega con una furgoneta, preferentemente blanca, que pueda dar el pego como vehículo municipal o de empresa de mantenimiento. Y, así, ataviado con buzo, levanta la arqueta, tira del cable y se lo lleva, todo ello por el día, que es cuando el cable no transmite energía.

Con la instalación del sistema de bloqueo de tapas Fundilock se consigue dificultar enormemente la apertura de las tapas de arqueta que contienen este preciado metal. Sus arandelas de distintos tamaños y calidades van desde el polipropileno con núcleo de acero galvanizado o inoxidable hasta la arandela de acero inoxidable macizo que puede ser instalada en zona de paso vehicular. Su tornillo especial de alta seguridad hace prácticamente imposible que se pueda aflojar a no ser que se disponga de la llave adecuada. Así, Fundilock actúa de modo disuasorio proporcionando una seguridad preventiva y aumentando las probabilidades de que los ladrones sean captados in fraganti, ya que el robo se realiza a plena luz del día.

El hecho de que Iverna suministre la llave solo a personal de mantenimiento autorizado, permite que pueda inspeccionarse la arqueta sin necesidad de realizar dificultosas obras, como cuando se opta por soldar la tapa directamente al marco.

Fundilock ya se ha instalado satisfactoriamente en multitud de municipalidades de España, así como las centrales nucleares de Ascó, Vandellós, Almaraz y Trillo. Actualmente el departamento de exportación de Iverna está promoviendo su comercialización para paliar el grave problema de robo no solo de cobre, sino también de tapas, que sufren multitud de países de América Latina (México, Colombia, Ecuador, República Dominicana, Chile o Argentina).

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus