14 de diciembre, 2017 Novedades Industria Agua comentarios Bookmark and Share
< Volver

Belgicast, empresa integrada dentro del Grupo Talis que ofrece la más amplia gama de soluciones técnicas para el control del agua, y Emivasa han llevado a cabo, tras el correspondiente estudio, la instalación en el Paseo de la Pecbhina de Valencia de una válvula de paso anular Erhard RKS DN400 con cilindro ranurado como parte de la red arterial de la ciudad del Turia.

A Valencia se la conoce como la ciudad del Turia porque nació a orillas de dicho río, pero sus 800.000 habitantes no se abastecen solo con su agua, también lo hacen del Júcar, gracias a un canal que conecta ambos cursos fluviales. Las dos plantas de tratamiento, El Realón y La Presa, se encargan de potabilizar el agua. Una vez el agua es apta para el consumo humano, es almacenada en unos depósitos de gran capacidad. En ellos está el origen de 200 km de tuberías de distribución que llevan el agua a la ciudad y de los 43 municipios que conforman su área metropolitana.

La fuerza de la gravedad es la principal encargada de que el agua vaya desde los depósitos hasta los consumidores. Un conjunto de válvulas situadas a diferentes niveles de cota, complementan la acción natural, manteniendo el caudal y la presión adecuados en toda la red. Alrededor de 75 caudalímetros y 200 puntos de control de presión se encargan de remitir datos de la situación a un centro de control, desde el que se regula todo el sistema en tiempo real.

Una de las últimas válvulas de control instaladas, tras un estudio del equipo de Belgicast y Emivasa, fue una válvula de paso anular Erhard RKS DN400 con cilindro ranurado como parte de la red arterial de la ciudad de Valencia y que se instaló en el Paseo de la Pechina. La válvula se instala en by-pass con la tubería principal. En condiciones normales la circulación del agua se realiza por el by-pass, pudiendo así realizar la regulación hidráulica con la válvula de paso anular.

La red de abastecimiento a Valencia tiene la peculiaridad de trabajar contra demanda como una red mallada por lo que la regulación es clave. Desde un centro de control que trabaja las 24 h se supervisa u operan las diferentes válvulas y otros elementos de regulación. La válvula está ya en funcionamiento y el cliente se encuentra satisfecho de su rendimiento.

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus