Publicidad

Empresas Premium

20 de diciembre, 2016 Novedades Industria Agua comentarios Bookmark and Share
< Volver

Dow Water & Process Solutions, especialista en tecnologías de separación y purificación de agua, ha concebido una instalación que suministrará agua de alta calidad a los recién nacidos y a sus madres en el Instituto médico Francés Para Madres y niños (IMFE) en Kabul (Afganistán). Ubicado en una región del mundo en la que el agua es escasa y, con frecuencia, está contaminada, la construcción de un nuevo pabellón de maternidad en el IMFE supondrá un aumento de las necesidades de agua del hospital de más del 100% a finales de 2016.

Alexander Lane, director comercial para EMEA de Dow Water & Process Solutions, cuenta que "nos sentimos muy orgullosos del modo en el que nuestras tecnologías marcan la diferencia en zonas del mundo en las que la escasez de agua es un problema tanto para la vida cotidiana de las personas como para todo tipo de negocios. Las previsiones de las Naciones Unidas indican que en 2030 se necesitará un 30% más de agua, por lo que es fundamental que desarrollemos herramientas para el tratamiento de este recurso y garanticemos un futuro más sostenible para el planeta".

Blanca Salgado, ingeniera especializada en agua de Dow Water & Process Solutions en Francia, comenta que "la ampliación del IMFE constituye todo un reto, porque la demanda de agua potable del hospital pasará de 70 a 150 m3 diarios. Puesto que las autoridades locales no podrán satisfacer esta necesidad, La Chaîne de l’Espoir acudió a nosotros en busca de una solución". El hospital ha optado por abastecerse de un pozo independiente. Sin embargo, los análisis del agua del pozo revelaron problemas de contaminación por nitratos, impurezas y posible contaminación bacteriana. "Por consiguiente, hemos diseñado una unidad autónoma basada en nuestra tecnología de ultrafiltración, que elimina las partículas y las bacterias del agua, así como también en nuestras resinas de intercambio iónico, a fin de eliminar la contaminación por nitratos, un aspecto de particular importancia para los recién nacidos", apunta Blanca Salgado.

La empresa francesa ADH2OC ha desarrollado e instalado la unidad en Kabul. Según los cálculos de La Chaîne de l’Espoir, 250.000 personas se beneficiarán de esta instalación. El programa Fonds Suez Initiatives (Iniciativas de financiación de Suez) también respalda este proyecto. La unidad de tratamiento se ha diseñado para requerir un mantenimiento mínimo y garantizar la máxima fiabilidad en una zona en la que el acceso a productos de mantenimiento, repuestos y asistencia técnica conlleva grandes dificultades. "Con tecnología puntera y determinación, se pueden resolver los problemas de acceso al agua en todas las regiones del mundo. Una vez que entre en funcionamiento, el hospital dispondrá de un flujo de agua potable de 12 m3 por hora para cumplir así con las normas de las OMS. No se habría podido alcanzar este asombroso éxito sin el sentido de compromiso de todos los asociados del proyecto", explica Pierre Burelli, presidente de Dow en Francia.

Desde el otoño de 2016, las mujeres afganas que han acudido a este centro para madres y niños han podido acceder a una atención ginecológica, prenatal y obstétrica de calidad en un país en el que cada dos horas fallece una mujer por complicaciones en el embarazo o el parto.

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus