28 de junio, 2016 Novedades Industria Agua comentarios Bookmark and Share
< Volver

Analizar el impacto de las políticas aplicadas por la Unión Europea para dar respuesta a problemas ambientales globales y proponer formas más eficaces de utilización de la ciencia en estos procesos, es el objetivo general del proyecto MAGIC (Moving towards Adaptive Governance in Complexity: Informing Nexus Security) que, coordinado por el Instituto de Ciencia y Tecnología Ambientales de la Universidad Autónoma de Barcelona (ICTA-UAB), acaba de iniciarse con la participación del Instituto Tecnológico de Canarias (ITC), entre otras entidades.

El proyecto científico MAGIC, coordinado por la Universidad Autónoma de Barcelona, cuenta con 7,5 millones de euros de financiación de la Unión Europea -a través del Programa Horizonte 2020- y persigue analizar la eficacia de las políticas de sostenibilidad de la UE a través del análisis integrado del vínculo entre los patrones de consumo de energía, agua y alimentación, el clima y los usos del suelo.

MAGIC ha celebrado en Barcelona su primera reunión de consorcio, formado por una decena de entidades entre las que se encuentra el Instituto Tecnológico de Canarias (ITC), además de otras universidades e institutos científicos de Escocia, Países Bajos, Noruega, Italia y Alemania, así como el Joint Research Center de la Comisión Europea.

A lo largo de los cuatro años de duración del proyecto (2016-2020), se proponen estudiar y desarrollar, en colaboración con la Unión Europea, nuevas estrategias para un mejor uso de la ciencia en los procesos de gobernanza en las políticas de sostenibilidad. Este modelo de coproducción debe garantizar una mejor calidad de la evidencia científica necesaria para implementar la Estrategia 2020 de la Unión Europea y una discusión mejor informada a nivel internacional sobre cuestiones globales como el cambio climático o la seguridad alimentaria.

El ITC participa en esta iniciativa a través de los departamentos de Agua, Computación y Energías Renovables, y trabajará con la Universidad de Nápoles Federico II en la implementación de la herramienta informática que servirá para abrir el camino hacia un nuevo modelo de gestionar el nexo entre el agua, la energía, la alimentación y el uso del suelo a escala global del planeta en relación con las implicaciones para la población y el clima, que aportará información útil en la toma de decisiones y facilitará la detección de problemas sistémicos o consecuencias de las políticas implementadas por la Unión Europea. El único socio canario del proyecto intervendrá además en el desarrollo de casos de estudio a nivel local, nacional y europeo que permitan visibilizar el impacto de las políticas de la UE en relación al nexo.

El proyecto MAGIC tendrá dos impacto: 

  • Por un lado, generará nuevas metodologías y procedimientos que garanticen el control de calidad de los procesos de producción y el uso de información científica en la toma de decisiones.
  • Por otro lado, ofrecerá una evaluación crítica y una reflexión informada sobre la aplicabilidad, viabilidad y conveniencia de las actuales políticas implementadas por la UE, como la directiva del agua, las políticas de agricultura, la economía baja en carbono o la economía circular.

Las entidades que componen el consorcio de MAGIC son el ICTA-UAB (España), Instituto Tecnológico de Canarias (España), James Hutton Institute (Escocia), Universidad de Wageningen (Países Bajos), Universidad de Twente (Países Bajos), Universidad de Bergen (Noruega), Universitá Napoli Federico II (Italia), Climate Analytics (Alemania) y, como socio destacado, el Centro Común de Investigación (JRC por sus siglas en inglés) de la Comisión Europea. Cuentan además con la colaboración de la Universidad de Yale (EE.UU.) que participa como entidad externa sin acceso a la financiación del proyecto.

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus