16 de marzo, 2016 Novedades Industria Agua comentarios Bookmark and Share
< Volver

El agua potable aún no está al alcance de todo el mundo, pues no siempre cumplen con los requisitos de calidad exigidos, sobre todo en países africanos. Cuando ello ocurre es necesario un tratamiento de potabilización. Por eso, Salher Ibérica aporta su tecnología con el fin de facilitar el acceso al agua potable. Su experiencia en tratamiento de aguas residuales urbanas e industriales abarca todo el ciclo de vida del proyecto: diseño, fabricación, puesta en marcha, operación y mantenimiento de la planta.

Salher Ibérica ofrece un completo programa de plantas compactas prefabricadas para la potabilización de aguas con destino a núcleos de población, instituciones públicas y empresas privadas. Los productos Salher son un referente de calidad tanto en el mercado nacional como internacional, con instalaciones realizadas en varios continentes.

Entre las últimas actuaciones destaca la instalación de plantas potabilizadoras en hospitales de África occidental y central. En este continente, las plantas compactas Salher son una solución técnica eficaz y de bajo coste, tanto en la instalación como en su manejo, respondiendo a los requerimientos recomendados por la Organización Mundial de la Salud (OMS) para agua potable.

Una de estas configuraciones es una EDAR completa + PTAP en el hospital de Menongue (Angola). El sistema de tratamiento se ha dimensionado para un caudal de 42 m³/día. La planta de tratamiento dispone de los siguientes elementos:

  • Para el pretratamiento: desbastes de sólidos gruesos y finos.
  • Para el tratamiento secundario: depuradora por fangos activos con rendimiento de un 95% de destrucción de materia orgánica y contaminante.

La solución de planta potabilizadora compacta (PTAP) consiste en un tratamiento fisicoquímico + decantación lamelar + filtración, implementado para un caudal de 5,4 m³/h. La planta potabilizadora es de funcionamiento totalmente automático. Dispone de elementos de protección para las bombas y cuadro de control y maniobra.

Otra implementación ha sido la planta potabilizadora en el hospital de Malabo (Guinea Ecuatorial). Prevista para un consumo total diario de 20 m³/día, la capacidad de producción de la planta ha sido calculada para un tratamiento de 2,5 m³/h (máximo). En este caso, la línea de tratamiento de la planta compacta para potabilización está compuesta por los siguientes procesos:

  • Captación del agua bruta.
  • Oxidación/precloración de choque.
  • Tratamiento fisicoquímico.
  • Ajuste de pH.
  • Decantación lamelar.
  • Filtración multicapa y declorador.
  • Desinfección final incluyendo un depósito de acumulación con un volumen de 40 m³.

Los dispositivos mecánicos, eléctricos y de control se integran en un conjunto premontado en estructura contenerizada de 20 pies, lo que permite su inmediata puesta en servicio.

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus