5 de noviembre, 2015 Novedades Industria Agua comentarios Bookmark and Share
< Volver

El Gobierno de la Región de Murcia llevará a cabo el II Plan de Saneamiento y Depuración, cuyo objetivo es que la totalidad de los núcleos urbanos de la Región estén conectados a la red de saneamiento y sistemas de tratamientos de aguas residuales en el periodo 2015-2025. El plan tendrá un coste aproximado de 180 millones y beneficiará a más de 1,3 millones de habitantes. La remodelación integral de la EDAR de Camposol, en Mazarrón, la de Goñar en Puerto Lumbreras, el colector de Los Marines en Calasparra y la construcción de la estación depuradora de Otos, en Moratalla, serán las primeras obras del plan.

Según el Gobierno autonómico, la Región de Murcia "es un referente en saneamiento y depuración de aguas residuales y cumple escrupulosamente las normativas nacionales y europeas, y lo vamos a seguir siendo en los próximos diez años, ya que, con este segundo plan, vamos a llegar al 100% de la población".

Para la consejera de Agua y Medio Ambiente, Adela Martínez-Cachá, "esta iniciativa, cuya redacción ya está avanzada, es un plan muy ambicioso, con un coste aproximado de 180 millones de euros, que mejorará en eficiencia energética, en la reutilización del cien por cien del agua depurada y en el mantenimiento y conservación del medio ambiente". También resaltó que el plan también contempla “"mejorar el estado de las masas de agua, en especial del Mar Menor y las aguas costeras del Mar Mediterráneo, así como la mejora de los sistemas de financiación de infraestructuras de saneamiento y depuración y el impulso a I+D+I en el ámbito del saneamiento y depuración".

Las primeras actuaciones contempladas son la remodelación integral de la EDAR de Camposol, la construcción de la estación depuradora de Otos en Moratalla, la EDAR en Goñar de Puerto Lumbreras y el colector de Los Marines en Calasparra.

 

Inversiones y estaciones depuradoras y de bombeo

La consejera detalló que las actuaciones "se van a llevar a cabo a lo largo de 10 años y estarán centradas en la realización de inversiones para la ampliación y mejora de instalaciones de depuración y sistemas de tratamiento, por un lado, y en la conexión de núcleos de población con sistemas de depuración o pequeñas depuradoras, por otro".

El primer conjunto de propuestas consiste en la ampliación y mejora de depuradoras, que contempla el incremento de caudales y cargas, la incorporación de tratamientos terciarios, la duplicación de líneas de tratamiento o de fangos y la renovación de infraestructuras. La finalidad de este primer bloque es mejorar las condiciones de depuración y saneamiento de una población de unos 1,3 millones de habitantes, con un presupuesto previsto de 135 millones de euros.

El segundo grupo de inversiones contempla obras de colectores para integración de pequeñas aglomeraciones urbanas, de tal modo que se alcance un cien por cien de los núcleos urbanos conectados, así como pequeñas Estaciones Depuradoras de Aguas Residuales (EDAR). Estas obras beneficiarán a 17.000 habitantes, con una inversión de 645 millones de euros.

La Región cuenta con un sistema de depuración constituido por 90 EDAR, más de 5.700 km de colectores y 470 estaciones de bombeo de agua residual (EBAR). Esta red de depuración ha supuesto una inversión de 42 millones de euros desde 2002.

El 99% de habitantes de núcleos de población urbanos está conectado a sistemas de depuración, con un volumen anual de agua tratada de unos 110 hm3, de los que el 52% se destina directamente a su uso para riego y es aprovechado por regantes de 32 municipios mediante concesiones. El resto del agua depurada se vierte al río como caudal ecológico y es aprovechado indirectamente por los regantes. Los parámetros analíticos indican que el agua de las depuradoras es de calidad y está muy por encima de lo exigido por las directivas europeas que marca la calidad del efluente, lo que implica mayores exigencias cualitativas en el tratamiento de depuración.

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus