14 de mayo, 2015 Novedades Industria Agua comentarios Bookmark and Share
< Volver

L’Oréal, especialista mundial de la industria cosmética y productos de belleza, ha confiado en Wehrle el suministro llave en mano de una planta de tratamiento para llevar a cabo la reutilización de las aguas residuales de su centro de producción de Burgos, mediante tecnología de filtración por membranas.

El grupo L’Oréal, presente en 130 países y con más de 77.500 empleados, tiene uno de sus centros de producción más importantes en el Polígono Industrial de Villalonquéjar (Burgos). Como un paso más en su apuesta decidida por la protección del medio ambiente, esta compañía ha impulsado en esta factoría un proyecto para reutilizar el agua de salida de su planta de tratamiento de aguas, y reducir con ello notablemente el consumo actual de agua de red.

El concepto de reutilización propuesto por Wehrle es un proceso de tratamiento con membranas, que se integra perfectamente en el proceso de tratamiento ya existente, y que destaca principalmente por su diseño compacto, la alta calidad del agua reutilizada obtenida, así como una elevada eficiencia energética. Asimismo, cabe destacar el exhaustivo sistema de control analítico del proceso previsto, que incorpora una doble medición de los parámetros claves del proceso, tanto a la salida de la planta, como en el punto de reutilización, garantizando que en todo momento el agua recuperada cumple con los exigentes parámetros de calidad demandados por L’Oréal.

El agua de salida de la planta de tratamiento existente es enviada a la planta de reutilización, en donde previo a su entrada a las membranas se somete a un pretratamiento por filtración de arena, garantizando la ausencia de sólidos en suspensión antes de la etapa de membranas. El permeado generado en las membranas se acumula en un depósito, donde previo a su reutilización, es sometido a un proceso de desinfección. La planta de reutilización diseñada y construida por Wehrle se suministrará en el interior de un contenedor, y estará equipada con la última tecnología en instrumentación, control de procesos y automatización.

Este proyecto supone la segunda colaboración de Wehrle y L’Oréal en este año, tras haber conseguido previamente el contrato de suministro de una planta de tratamiento y reutilización de las aguas residuales producidas en las instalaciones que L’Oréal posee en Karlsruhe (Alemania). La puesta en marcha de la instalación está prevista para el segundo semestre de 2015.

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus