3 de febrero, 2015 Novedades Industria Agua comentarios Bookmark and Share
< Volver

Acciona Agua ha resultado adjudicataria del contrato para el servicio de mantenimiento de redes en Lima, los sistemas de agua potable y alcantarillado en la Gerencia de Servicios Sur, que comprende ocho distritos de la capital peruana, agrupados en el denominado Centro de Servicios Surquillo. El importe del contrato asciende a unos 16 millones de euros, y destaca por ser el primero de gestión de agua que obtiene la compañía en dicho país.

Los trabajos a desarrollar por Acciona serán entre otros, la sustitución de 61 km de tuberías, tanto de abastecimiento como de alcantarillado, la sustitución de más de 17.300 conexiones domiciliarias y el mantenimiento de válvulas, grifos contra incendios y macromedidores, contribuyendo así a garantizar la operatividad de los sistemas secundarios de agua potable y alcantarillado y la optimización eficiente del ciclo integral del agua del Servicio de Agua Potable y Alcantarillado de Lima (Sedapal).

Dentro de los distritos de Lima que Acciona operará se encuentran Miraflores y Barranco, las áreas de mayor desarrollo de la ciudad. En Chorrillos, otro de los distritos atendidos, se encuentra la planta de tratamientos de aguas residuales de La Chira, que actualmente construye Acciona. El Consorcio La Chira, formado por Acciona Agua y la empresa peruana Graña Montero resultó seleccionado en 2010 por la Agencia de Promoción de la Inversión Privada (Proinversión) de Perú para la construcción, diseño, financiación, operación y mantenimiento de dicha planta, ubicada al sur de Lima y que permitirá contribuir a solucionar los problemas sanitarios y ambientales de la capital de Perú. Además, la nueva planta contribuirá a la recuperación ambiental de las zonas de playa existentes que se encuentran contaminadas, incrementando su uso como fuente recreativa y de turismo e impulsará la promoción de proyectos turísticos en la zona de influencia.

Además, de La Chira, Acciona construye, operará y mantendrá la depuradora de Arequipa, que contribuirá a solucionar los problemas sanitarios y ambientales del cono norte de la zona metropolitana de Arequipa (la segunda ciudad más poblada de Perú y la principal del sur del país) y la descontaminación del río Chili. La planta, a través de un tratamiento biológico de las aguas residuales, reducirá hasta en un 90% la carga contaminante. Gracias a este proceso se podrá reutilizar el agua en tareas agrícolas. Tendrá una capacidad de 34.800 m3/día y abastecerá a una población equivalente de más de 150.000 habitantes.

Asimismo, Acciona opera ya la desaladora de Talara, con capacidad de 2.200 m3/día. Se trata de la primera planta por ósmosis inversa de carácter industrial construida en Perú. La captación del agua de mar se realiza mediante toma abierta superficial, situada junto al muelle de carga y descarga de combustibles, a una profundidad de diez metros. Una vez en la planta, el agua se somete al proceso de desalinización siendo su tasa de conversión del 45%. El uso final del agua se destina a la refinería de Talara.

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus