17 de junio, 2014 Novedades Industria Agua comentarios Bookmark and Share
< Volver

Aqualia, la empresa de gestión de agua del grupo FCC, ha ganado el concurso para construcción de la desaladora de Djerba, uno de los principales enclaves turísticos de Túnez, localizado en el centro del país. Con esta adjudicación, valorada en 70 millones de euros, la empresa suma un nuevo país (el decimoctavo) en su expansión internacional. El proyecto, adjudicado por la agencia pública Société Nationale d´Exploitation et de Distribution des Eaux (Sonede), está cofinanciado por el Banco Alemán para la Reconstrucción (KfW) y la Agencia Francesa para el Desarrollo (AFD). FCC Aqualia ha ganado el concurso en consorcio con Inima, filial española del grupo coreano GS, al 50%.

El proyecto elegido incluye el diseño, construcción, puesta en marcha y operación en garantía de una instalación de desalación de agua de mar con capacidad para producir 50.000 m3 que abastecerá la población de Djerba, de unos 150.000 habitantes. La obra incluye, también, los sistemas de captación de agua de mar y vertido, una planta de desferrización de agua de pozos, una estación de bombeo de agua producto, así como el suministro e instalación de las tuberías de conexión con la red de distribución existente (un total de 23,7 km de tuberías). Además, la planta será ampliable hasta los 75.000 m3 que las obras marinas y obra civil se realizarán en esta fase para la ampliación futura.

Con esta adjudicación, FCC Aqualia, a través de su filial Aqualia Infraestructuras, consolida su presencia en Norte de África, donde ya ha construido plantas de tratamiento de aguas en Argelia y Egipto. El nuevo contrato supone la presencia en un país, Túnez, en el que se prevé la construcción de nuevas plantas de tratamiento de aguas en las principales ciudades.

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus