Publicidad

Empresas Premium

24 de abril, 2014 Novedades Industria Agua comentarios Bookmark and Share
< Volver

La Asociación Española de Empresas de Tratamiento y Control de Aguas (Aqua España), a través de su Grupo de Trabajo de Eficiencia Energética en Edificios, ha elaborado la ´Guía técnica sobre eficiencia energética en instalaciones interiores. Uso y características del agua´. Esta publicación pretende ofrecer un marco técnico de referencia de las soluciones de tratamiento de agua con impacto en la eficiencia energética en edificios que justifique la necesidad de contemplar el tratamiento y control del agua en los procedimientos de certificación energética de un edificio, así como en su mantenimiento posterior, asegurando una operación fiable y eficiente de las instalaciones.

La presente guía ha sido redactada con el objetivo de promocionar la eficiencia en el uso final de la energía en los edificios, pues describe las características del agua, así como la problemática de cada circuito particular, y analiza las actuaciones preventivas y correctivas más apropiadas en cada caso, incluyendo las operaciones de mantenimiento necesarias y los tratamientos del agua más adecuados.

Según Aqua España, la guía ha tenido una excelente acogida por parte del Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE), que es el organismo público de referencia en la eficiencia energética en España, y que considerará esta publicación técnica como documento de referencia en la materia.

Hay que tener en cuenta que con un correcto tratamiento del agua no solamente se consigue un aumento en la eficiencia energética, sino que también se ofrece una adecuada respuesta a la actual necesidad social, económica, política y medioambiental para reducir las emisiones de CO2. Para asegurar la máxima eficiencia energética y reducir las emisiones de CO2 es clave conocer las características del agua de aporte y cómo pueden afectar a las instalaciones existentes, corrigiendo aquellas características que puedan ser perjudiciales en el momento del aporte y controlando que su composición fisicoquímica se mantenga en el tiempo. La combinación de ambas técnicas y un diseño correcto de la instalación con un tratamiento correcto del fluido caloportador asegurará no solo la máxima eficiencia energética de las instalaciones, sino también significativos ahorros en mantenimiento correctivo.

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus