12 de agosto, 2020 Reportajes comentarios Bookmark and Share
< Volver

Los habitantes de una zona próxima a la estación de bombeo de aguas residuales de Hardenberg, en los Países Bajos, expresaron sus quejas por las vibraciones procedentes de la estación y provocadas por una vieja bomba. Xylem fue la empresa seleccionada para encontrar una solución. Para ello ideó una nueva solución de bombeo y una fórmula para aprovechar las tuberías existentes, ya que de entrada su tamaño no era compatible con la nueva bomba Flygt. El adaptador de tubería propuesto por los ingenieros de Xylem permitió reducir los costes y el tiempo necesarios para la instalación.

Xylem colabora con el ayuntamiento de Hardenberg desde 2016. La empresa se ocupa del mantenimiento de las estaciones de bombeo del municipio y ofrece también asesoramiento y consejos. Hardenberg busca constantemente nuevas soluciones para mejorar la eficiencia, reducir los costes de mantenimiento y aumentar la satisfacción ciudadana. "Como ayuntamiento, valoramos mucho poder ofrecer a nuestros ciudadanos un servicio de calidad y sostenible", asegura Herman Weekamp, máximo responsable de la red de saneamiento del municipio. "Por eso trabajamos con Xylem para que las estaciones de bombeo y los tanques de sedimentación sean más eficientes y, al mismo tiempo, reducir los costes de mantenimiento".


Problema a la vista en una estación de bombeo

En su empeño por mejorar la eficiencia, el municipio seleccionó en 2019 la estación de bombeo de aguas residuales de montaje en seco de Aak para resolver los problemas de vibración. "Teníamos que corregir los problemas en el motor de la bomba y estaba claro que la bomba era ya bastante vieja", explica Weekamp. "En 2011, instalamos en la bomba un controlador de estación de bombeo Xylem SmartRun, que permitió un ahorro energético de entre un 15% y un 20%. Sin embargo, cada vez eran más los vecinos que se quejaban [a causa de los problemas con el motor de la bomba] de vibraciones y temblores, producidos por el arranque de los pesados motores eléctricos en cada ciclo de bombeo".

Al principio abordamos el problema de vibración ajustando algunos parámetros del controlador. Sin embargo, al final la bomba empezó a dar muestras de un desgaste importante, a causa de muchos años de uso intensivo. Había llegado la hora de cambiar la bomba y el ayuntamiento eligió una versión de 13,5 kW de las bombas Flygt de última generación, con un sistema hidráulico autolimpiante con tecnología N.


Sustitución de la bomba con un trabajo y unos costes mínimos

En septiembre de 2019 el ayuntamiento encargó a Xylem la sustitución de la bomba. Y fue entonces cuando se descubrió que las tuberías de la estación de bombeo de aguas residuales tenían un tamaño diferente, lo que obligaría también a instalar tuberías nuevas. Este imprevisto implicaría también importantes cambios estructurales en los cimientos de hormigón.

Sin embargo, los ingenieros de Xylem decidieron valorar opciones alternativas y finalmente propusieron un adaptador especial para la conexión de la bomba. Esta solución permitiría conectar la nueva bomba a las tuberías existentes y mantener tanto los cimientos de hormigón como los armazones de la bomba. "Así no solo ahorramos tiempo y dinero, sino que además minimizamos las molestias para los vecinos", asegura Weekamp. "Desde el punto de vista de la sostenibilidad, esta solución también implicó un considerable ahorro en el uso de materiales".

 

Una instalación y un funcionamiento perfectos

Finalmente, Xylem consiguió instalar la nueva bomba en solo dos días, en lugar de la semana inicialmente prevista. Al final del proceso, Xylem retiró las tuberias sobrantes y limpió la estación de bombeo. "Estoy muy satisfecho", asegura Weekamp. "Desde entonces la estación de bombeo ha funcionado como la seda y no se han recibido más quejas de vecinos de la zona. Felicito a Xylem por haber puesto sus conocimientos y experiencia al servicio de esta solución adaptada y ocuparse también de la instalación y la puesta en marcha. Estoy muy satisfecho con esta colaboración. A lo largo de los años, la excelente comunicación con mis contactos en Xylem no ha hecho más que reforzar mi confianza en la empresa. Por eso, puedo dejar que los ingenieros hagan su trabajo sin tener que estarles siempre encima. Y si hay alguna duda, me lo comentan enseguida".

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus