13 de mayo, 2019 Procesos y Sistemas comentarios Bookmark and Share
< Volver

A pesar de que las mediciones de caudal en el sector de las aguas residuales son omnipresentes, la medición de las entradas de agua externas supone a menudo un elevado coste. Dado que el sistema de alcantarillado está compuesto por tuberías parcialmente llenas, es casi imposible utilizar los sensores típicos de indicación magnética. Esta es la razón por la que en estos casos a menudo se usan los sistemas Doppler por ultrasonidos. Sin embargo, estos sistemas requieren una cobertura mínima y se ensucian rápidamente, de ahí la apuesta por una medición de caudal Venturi. Vega Instrumentos propone en este artículo el uso de su sensor VegaPuls 64 para estos casos.

El VegaPuls 64 encaja perfectamente en el sistema gracias a un diseño muy compacto, y se puede sumergir conforme IP 68. Gracias a su reducido peso, los canales Venturi pueden utilizarse y sujetarse con suma facilidad, y están listos para usar de inmediato. En las mediciones de caudal magnético-inductivas no hay problemas como los atascos, ni tampoco dificultades con las almohadillas de retención. Los canales de medición se pueden instalar muy rápidamente, lo que facilita el trabajo en mediciones de detección de agua externa.

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus