14 de enero, 2017 Artículos Técnicos comentarios Bookmark and Share
< Volver

La normativa vigente relativa a los criterios sanitarios de calidad del agua de consumo humano establece la necesidad de exámenes organolépticos como una forma más de garantizar su calidad. La frecuencia requerida para estos ensayos supone un coste extra para las empresas de abastecimiento. Eso hace que en muchas poblaciones medianas y pequeñas estos ensayos queden sin realizar o notificar. Por ello, en este estudio de Mina Pública d´Aigües de Terrassa y el Instituto de Microelectrónica de Barcelona (IMB-CNM) del CSIC se plantea el uso de un sistema multisensor tipo lengua electrónica para automatizar toda la metodología de este examen y hacerlo más económico, simple y accesible. 

El sistema propuesto está basado en microsensores electroquímicos y herramientas quimiométricas de procesamiento multivariable para extraer la información química útil. Se pretende así, realizar un estudio de viabilidad de los sensores para aplicarlos a la medida de aguas potables y comprobar la capacidad de estos de diferenciar entre las distintas muestras de agua según unos criterios organolépticos establecidos.

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus