19 de julio, 2016 Artículos Técnicos comentarios Bookmark and Share
< Volver

En este artículo, el cálculo de la huella de carbono (HC) generada en 2014 por Emuasa se ha planteado desde un enfoque de control operacional, ha incluido todas las fuentes de emisión existentes para los Alcances 1 y 2 y ha sido verificado, de acuerdo con los criterios de la norma UNE EN ISO 14064, por una entidad externa que garantiza que el inventario se ha definido correctamente.

El análisis individualizado de los diferentes procesos que conforman el ciclo urbano del agua permite determinar cómo contribuye cada uno de ellos a las emisiones globales. La adopción de tecnologías más eficientes y mejores prácticas operacionales en aquellos procesos que contribuyan de forma más significativa en la HC permitirá contribuir de forma más efectiva a los objetivos de reducción de emisiones.

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus