Publicidad

Empresas Premium

14 de enero, 2021 Productos Industria Agua comentarios Bookmark and Share
< Volver

Mejoras Energéticas ha finalizado la instalación y puesta en marcha del último equipo de tecnología inductiva para la monitorización de la conductividad en aguas residuales, en este caso en la entrada de una planta depuradora y que, posteriormente, se ubicará en arquetas de saneamiento para llevar a cabo labores de control de vertidos.

Se trata de un equipo único que no requiere mantenimiento, ya que mide la conductividad por inducción y sin contacto directo de los electrodos con el agua. Este principio de medida permite seguir midiendo la conductividad incluso cuando el sensor queda completamente recubierto por suciedad, facilitando la implantación a mayor escala de equipos en las redes unitarias de alcantarillado y sus puntos de desbordamiento.

Grupo Mejoras ha logrado que un sensor que tradicionalmente solo se empleaba en aplicaciones industriales o municipales alimentadas a 220 v, se alimente a través de baterías logrando una autonomía de varios años y, por tanto, la posibilidad de instalarlo en pozos y aliviaderos en los que no se disponga de suministro eléctrico.

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus