20 de febrero, 2017 Productos Industria Agua comentarios Bookmark and Share
< Volver

Bürkert propone una nueva tecnología miniaturizada para el control y vigilancia de la calidad del agua potable con el sistema de análisis en línea 8905. Este sistema ha sido concebido para la vigilancia continua de la calidad de las aguas potables antes de su entrada en el sistema de distribución. Esta tecnología innovadora está orientada a las empresas y operadores de redes de distribución de agua potable, aunque puede aplicarse igualmente al control de calidad de las aguas industriales.

Miniaturización y modularidad son las dos palabras clave de este proyecto. La miniaturización ha sido posible utilizando tecnología MEMS (micro electro-mechanical systems), que agrupa los elementos lógicos y las estructuras micro mecánicas en un solo chip. Esta miniaturización puede alcanzar una escala nanométrica. Estos chips MEMS son integrados en los llamados ´cubos de análisis´, que ocupan un espacio sumamente reducido (7 x 7 x 4 cm). Cada ´cubo de análisis´ se encarga de controlar una variable relevante de la calidad del agua. Así, hay disponibles cubos de análisis para controlar: pH, cloro, ORP, conductividad, turbidez, SAC 254 y hierro (ver Tabla).

Los cubos de análisis pueden ser reemplazados mientras el equipo está funcionando, para su limpieza o sustitución. No es necesaria una recalibración, ya que el nuevo cubo es automáticamente reconocido por el sistema.

El operador puede acceder a todos los datos recogidos por los cubos de análisis en una pantalla táctil de 7" situada inmediatamente encima de la ubicación de los cubos. Esta pantalla contiene también todos los módulos electrónicos necesarios para el análisis y retransmisión de estos datos.
El sistema 8905 es fácilmente conectable a un PC mediante un cable USB, y con el software de comunicación Bürkert se puede acceder a multitud de funcionalidades en materia de comunicación y manejo de datos.

 

Plataforma de integración para el control de proceso

Actualmente Bürkert dispone de seis cubos de análisis más uno en preparación inmediata (SAC254). El proyecto incluye el lanzamiento en los próximos meses de nuevos cubos de análisis utilizando tecnologías ópticas, químicas o físicas. Pero además de los cubos de análisis, el sistema 8905 puede ser equipado con otros cubos. Así existe un ´cubo de limpieza´ muy adecuado en caso de estar controlando el parámetro de turbidez, que limpiará el canal fluídico al que todos los cubos están conectados. O un ´cubo de calibración´, que permitirá disponer de las soluciones tampón para efectuar calibraciones directamente sobre el sistema de forma automática.

En el caso de que las necesidades de análisis del agua hicieran necesaria la medición de más de 6 parámetros al mismo tiempo, el sistema 8905 puede ser ampliado mediante otros módulos en cascada, que se gobernarán desde la misma pantalla táctil inicial hasta un máximo de 30 cubos de análisis por pantalla.

En términos de consumo de muestras, dado que la toma de muestra del agua a analizar se efectúa mediante un tubo plástico de 4/6, no es necesario el bombeo y la pérdida de carga es totalmente despreciable.

A modo de resumen se pueden establecer las siguientes ventajas para el sistema de análisis Bürkert 8905:

  • Simplicidad de instalación e integración.
  • Simplicidad de manejo, al tratarse de un solo equipo.
  • Posibilidad de ampliaciones futuras sin altas inversiones.
  • Reducción de costes: menor consumo energético; menor consumo de reactivos; y menor tiempo de cableado y puesta en marcha.
  • Sistema de limpieza integrado.
  • Sistema de calibración integrado.
  • Funcionalidades de comunicación absolutas.
Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus