15 de noviembre, 2016 Productos Industria Agua comentarios Bookmark and Share
< Volver

Culligan, especialista mundial en tratamiento de agua, presenta su nueva soluciones para aliviar la escasez de agua de la creciente población mundial. Por un lado, el desalinizador por ósmosis inversa de agua marina SW Evo, una planta montada para el tratamiento por ósmosis inversa de agua marina (SWRO, por sus siglas en inglés), adecuada para usos municipales, comerciales o industriales. Por le otro, un sistema de biorreactor de membrana (MBR) contenerizado para el tratamiento de aguas residuales de diferentes usos y su posterior reutilización.

Estas plantas, diseñadas y fabricadas en su totalidad en la sede principal de Culligan en Cadriano, Granarolo Emilia (Italia), utilizan tecnologías avanzadas para el tratamiento de agua que permiten tanto la producción de una nueva fuente de agua dulce, en el caso de SW Evo, como el tratamiento de agua para su reutilización, en el caso del nuevo sistema MBR.

El desalinizador SW Evo produce de 5 a 40 metros cúbicos por hora (m³/h) de agua dulce a partir de aguas de alimentación con una salinidad de hasta 42.000 ppm. Utiliza las tecnologías más avanzadas de recuperación de energía para minimizar los costes de funcionamiento (el mejor consumo de energía de su clase, con un promedio de 2 kWh/m³), mientras que la tecnología de ósmosis inversa retira alrededor de un 99 % de sal y otros contaminantes conservando solo el agua de alta calidad. El sistema SW Evo está montado para una instalación fácil que no requiere ningún tipo de montaje y una cómoda puesta en marcha, y su innovador diseño modular permite una construcción de alta calidad con los mejores plazos de entrega del mercado: de 6 a 8 semanas. Se puede configurar en su totalidad gracias a una completa gama de opciones de mejora. La flexibilidad de SW Evo hace que se pueda utilizar en una amplia gama de usos comerciales e industriales, así como en la producción de agua potable en lugares en los que el abastecimiento de agua potable pueda suponer un problema.

El sistema de biorreactor de membrana de Culligan combina el tratamiento activo de lodos activados con la separación de sólidos-líquidos a través de membranas microporosas que eliminan la necesidad de tanques de clarificación secundaria. Al eliminar la necesidad de los clarificadores y gracias a las concentraciones de lodo en la más alta proporción con el sistema de MBR, los volúmenes del tanque del biorreactor se pueden reducir hasta en un 50 % con respecto al tratamiento convencional de aguas residuales de lodos activados. El resultado es un sistema más ecológico. El sistema Culligan MBR utiliza membranas de lámina plana con un tamaño de poro de solo 0,15 μm, que proporcionan un efluente de agua cristalina de gran pureza, que es adecuada para su reutilización o para tratamiento adicional con otras tecnologías Culligan, como la ósmosis inversa. El proceso de MBR es estable en una amplia gama de condiciones y puede gestionar altos niveles de variabilidad.

Los sistemas de MBR contenerizados de Culligan están disponibles en dos modelos estándar con caudales de 25 m³/día y 50 m³/día y están totalmente instalados en contenedores independientes de 20 o 40 pies. El MBR se puede utilizar en una gran variedad de usos como son: locales y centros comerciales, hoteles y resorts, centros deportivos, pequeñas localidades; industria de alimentación y bebidas, química y farmacéutica; tratamiento de agua para la reutilización como el riego en la agricultura y campamentos de ayuda humanitaria y militares.

Culligan también puesto en marcha una nueva línea de descalcificadores de agua y filtros de CTM Culligan de montaje superior, que cuentan con una válvula de control de alta tecnología que ofrece mayor caudal y un rendimiento duradero en usos comerciales e industriales.

 

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus